Una menor indígena de 13 años fue secuestrada y brutalmente violada por un grupo de soldados, cuando la víctima se acercó a un campamento militar.

"La niña estaba solita, recogiendo guayaba cerca de un campamento militar cuando los uniformados la capturaron y la retuvieron toda la noche", confirmó a la agencia AFP el gobernador indígena Juan de Dios Queragama, del departamento de Risaralda, Colombia, en donde ocurrió el ataque.


Te sugerimos: Cae familia de violadores en Edomex; entre tres abusaron de una menor


La delegada para Seguridad Ciudadana de la fiscalía, Carmen Torres, aseguró que los presuntos autores fueron identificados luego de que se realizaran "25 entrevistas a personas que pudieron tener conocimiento sobre la ocurrencia de este acto sexual".

El caso llegó hasta el presidente de Colombia Iván Duque, quien exigió la cadena perpetua para los militares violadores.

"En caso de que los soldados sean hallados culpables, que se estrene con ellos la cadena perpetua", dijo el mandatario.


Te sugerimos: La chica de 19 que se hizo justicia prendiendo fuego a su violador


El Ejército y el gobierno expresaron su condena que ocurre una semana después de que el Congreso aprobara una reforma para imponer prisión perpetua a violadores y asesinos de niños y adolescentes menores de 14 años. 

agch

Temas: