El Ministerio de Salud de Japón suspendió, como medida de precaución, la aplicación de 1.63 millones de dosis de la vacuna contra Covid-19 Moderna.

La decisión se tomó, luego de encontrar “sustancias anómalas” en uno de los lotes recibidos de la vacuna, y los cuales fueron fabricados en un centro de producción de España.

El portavoz del Ministerio informó que se retiraron los tres lotes de vacuna recibidos fabricados en la misma planta, con los folios 3004667, 3004734 y 3004956.

Sólo se distribuyeron en Japón

El Ministerio de Sanidad de España declaró este jueves que los únicos lotes de vacunas de Moderna afectados por impurezas son los tres que se paralizaron en Japón, ninguno de los cuales ha sido distribuido en ningún otro país.

Indicaron que en estos momentos, tanto las autoridades japonesas como las españolas están evaluando el riesgo de la presencia de estas partículas y, en función de estos análisis, se tomarán las medidas que sean necesarias.

Por su parte, la farmacéutica Rovi, responsable de una gran parte de las vacunas contra Covid-19 de Moderna en el mercado internacional, dijo que investiga las causas de estos problemas de calidad para solucionarlo y evitar que se repitan.

Temas:

Contenido patrocinado