Ante el impacto provocado por la pandemia de Covid-19, el estado de Jalisco decidió inyectar 180 millones de pesos a la restauración del hospital privado Ángel Leaño, mismo que es parte de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), propiedad de la familia Leñao. 

En el contrato de la inversión se especifica que la UAG otorga en comodato al gobierno de Jalisco las plantas bajas y el nivel 1 de la Torre Hospital, así como el estacionamiento del mismo para que sean utilizadas para atender la pandemia. 

Estas son las áreas que se remodelaron con el dinero público; los 180 millones de pesos. 

Un médico perteneciente a otro hospital de la ciudad, cuyo nombre prefirió mantener en anonimato para evitar represalias, explicó que lo que resultó grave de dicha inversión es que el hospital Leaño no ha atendido pacientes graves de Covid-19


Te sugerimos: ALERTA| CDMX está cerca de volver a SEMÁFORO ROJO: Sheinbaum


“Me consta que no los recibían porque a todos los mandaban al Hospital de Zoquipan, donde yo estuve brindando apoyo”, señaló.

El doctor en cuestión señaló la gravedad de la falta de inversión para remodelar los nosocomios del estado. 

“A todos nos cayó mal la noticia porque hay varios hospitales que de verdad necesitan de esa inversión, un ejemplo son los hospitales civiles viejos y nuevos. En la misma situación está el Hospital Zoquipan que necesita más esa inversión que un nosocomio de origen privado que pertenece a los Leaño, lo que resulta sinceramente algo ingrato”, enfatizó.

Tales recursos son los únicos que destinó el gobierno de Enrique Alfaro Gómez, mandatario de Jalisco, para atender la crisis de Covid, los cuales no llegaron a quienes más lo necesitaban. 


Te sugerimos: Inmunidad de vacunas contra Covid-19 durará uno o dos años: Fauci


La investigación de PODER - efectuada por ‘Siguiendo el Dinero de la Covid-19’ junto con la alianza Guateleaks de Guatemala, Contracorriente de Honduras, Canal 13 de Costa Rica y el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP) - descubrió que otra parte de los recursos para reforzar el combate al Covid se destinó para contratar agencias de comunicación para promover campañas de otro tipo de temas. 

El equipo periodístico cita comprobó además - con base en una solicitud de acceso a la información pública, entrevistas y testimonios - que el Gobierno de Alfaro Ramírez sí recibió cerca de 97.3 millones de pesos por parte del programa federal de atención médica para derechohabientes del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI). 

Lo anterior, a pesar de que el gobernador reiteró en diversas ocasiones que Jalisco no pediría dichos recursos. 


Te sugerimos: ATENCIÓN | Sigue DOBLE HOY NO CIRCULA en CDMX por Ozono


En febrero de este año, cuando el virus comenzó a tomar potencia, Alfaro se alió con otros gobernadores de oposición para rechazar los recursos del INSABI, pues aseguraban que el dinero de sus entidades podía hacer frente a cualquier tipo de riesgo sanitario sin recurrir a la federación, a la que acusaban de centralista. 

“Nuestro estado ha logrado defender su autonomía”, presumió Alfaro en un discurso público.

Sin embargo la Emergencia Sanitaria obligó a los 8 gobernadores ‘quejosos’ a llegar a un acuerdo con el Ejecutivo Federal; el primero de ellos Jaime Rodríguez ‘El Bronco’ quien solicitó que el fondo de aportaciones del INSABI incrementara la cobertura en su estado de 1.2 millones de derechohabientes a 2 millones. 

Uno tras de otro, los demás gobernadores firmaron acuerdos similares; no así Jalisco, quien quedó fuera definitivamente el pasado 17 de febrero o al menos así lo señaló Alfaro a través de sus redes sociales, donde sostuvo que Jalisco honraría su compromiso de no adhesión al INSABI

Su confianza se vio reflejada en el PIB de su estado, mismo que cuenta con la cuarta economía más grande del país. 

No obstante, las cuentas oficiales demuestran que la crítica realidad se impuso y el estado de Jalisco sí recibió recursos del INSABI, aunque no se haya publicado en el portal de Transparencia.


Te sugerimos: La Álvaro Obregón despliega operativo para blindar ‘El Buen Fin’


La investigación periodística revela que el gobierno de Jalisco firmó un acuerdo con OPD Servicios de Salud donde recibió 34.9 millones de pesos, de los cuales destinó 180 millones a restaurar el Hospital Ángel Leaño a pesar de que éste no atendía a pacientes infectados por Covid-19

De acuerdo con el médico citado, las autoridades locales justificaron el gasto al señalar que el hospital privado fungiría como auxiliar de los servicios médicos de la entidad y, de esa forma, podría acceder al recurso ejercido a través del OPD Servicios de Salud y del Fondo Revolvente. 

Según la investigación, hasta este 12 de noviembre, el Hospital Leaño ha gastado 20 millones de pesos derivado de la firma de tres contratos; el primero con Praxair México S. de R.L de C.V., por 16.3 millones para optimizar los espacios del edificio; el segundo con Corporativo Gasil Desarrollos y Construcciones S.A. de C.V. por 4.3 millones para el suministro de gases medicinales; y el tercero por 47 millones para imprimir etiquetas de códigos QR para los insumos médicos del hospital.

Las carencias siguen en los hospitales de Jalisco

El doctor que se entrevistó para la investigación denunció que todos sus compañeros que forman parte de la primera línea de combate contra el Covid en el Hospital Zoquipan, carecen de un seguro médico que los cubra en caso de resultar infectados. 

Además aseguró que todos ellos tienen que comprar sus propios materiales para protegerse de la enfermedad. 

“El personal de Salud nos hemos visto muy frustrados y estresados porque la respuesta del Gobierno ha sido casi nula. Nosotros en el Hospital (Zoquipan) nos preguntamos dónde está el material que Enrique Alfaro presume que compró por millones de pesos”, exclamó.


Te sugerimos: Se contagian de Covid-19 médicos que se aplicaron la vacuna rusa Sputnik V


Las carencia de material, a decir del doctor, no sólo afecta al combate contra el Covid-19, ya que también ha orillado a que pacientes con cáncer no puedan continuar con su tratamiento. 

“Por ejemplo, el Hospital Civil de Guadalajara no ha podido ofrecer tratamientos a personas con cáncer porque desde hace cuatro meses está saturado con pacientes Covid-19. Incluso algunos han tenido que suspender todo su tratamiento”, enfatizó.

Con información de Proceso

RCS. 



Temas: