Las alcaldías Iztapalapa, Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta concentran el mayor número de desapariciones de mujeres, lo cual significa un problema complejo que va en aumento, así lo advirtió la doctora Rita Canto Vergara, investigadora de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

[caption id="attachment_338129" align="aligncenter" width="768"] Doctora Rita Canto Vergara, UAM-I[/caption]

Canto Vergara, académica del Departamento de Filosofía sostuvo que de acuerdo con organizaciones civiles, incluido el Observatorio Nacional del Feminicidio, se trata de jóvenes que están en los rangos de los 12 a los 17 años y de los 18 a los 22, y habitan en los espacios marginales de la CDMX.

Te sugerimos: [CIFRAS] En CDMX 61% de desaparecidas se fueron con el novio

Desde el 27 de abril de 2018 se desconoce el paradero de Mariela Díaz Valverde, alumna de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), por ello nos interesó el cuadrante oriente de la CDMX, indicó la investigadora.

Muchas de nosotras trabajamos en el área y tenemos contacto con estudiantes que provienen de Nezahualcóyotl y Chimalhuacán, en el Estado de México, quienes han vivido en carne propia, si no directamente, la desaparición de un familiar, comentó.

Se han documentado los casos de criminalidad y falta de procuración de justicia en la vida cotidiana de las mujeres, llevando a muchas asociaciones a solicitar la puesta en marcha de la alerta de violencia de género.

[caption id="attachment_311931" align="aligncenter" width="768"] Foto: Agencia Enfoque[/caption]

El oriente de la CDMX es la zona roja para mujeres


Con investigaciones académicas y periodísticas, trabajo de colectivos y organismos no gubernamentales se ha tratado de establecer las causas y las consecuencias del aumento de desaparición de mujeres en la capital.

El trabajo corroboró que la zona oriente es donde se registra el mayor número de casos, pero hay conflicto en las cifras porque durante toda la administración de Miguel Ángel Mancera se intentó invisibilizar la situación, aseguró la académica.

Los números oficiales están en el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas; sin embargo, desde que entró en vigor la ley general en la materia son las fiscalías especializadas las responsables de actualizar dicha base.

En el caso de la CDMX las cifras no han sido actualizadas, “uno de los errores más graves es que no hay nombres (…) lo cual debería ser una exigencia”.

[caption id="attachment_338130" align="aligncenter" width="768"] Foto Internet[/caption]

Instrumentos de medición más diseñados


Canto Vergara comentó que existen campos destinados a la descripción de las personas en los que se hace mención del uso de ‘barba y bigote’ para describir a muchas mujeres, lo que sugiere que el instrumento fue mal diseñado o que los servidores la están llenando en forma arbitraria y “dolosamente equivocada”.

Para obtener dados en la CDMX es mediante peticiones de acceso a la información, los cuales tardan 20 días hábiles.

La mayoría de las desaparecidas son registradas bajo conceptos erróneos, como el de ‘persona ausente o extraviada’, lo que impide establecer una búsqueda formal porque la ley indica que dice que las víctimas tienen que ser buscadas siguiendo un protocolo homologado.

[caption id="attachment_338131" align="aligncenter" width="672"] Foto Internet[/caption]

Primeras 24, 48 y 72 horas


Para la especialista,  las primeras 24, 48 y 72 horas de búsqueda, si se siguen con formalidad, las mujeres son encontradas y devueltas a su hogar.

También se tienen registros de fichas de búsqueda que comparten familias, grupos y colectivos para poder ayudar en la búsqueda.

A decir de la académica de la UAM, una de las razones por las que el fenómeno va en crecimiento es por los ‘procesos de invisibilización de los casos’.

Trata de personas, explotación sexual, tráfico de órganos, pornografía y esclavitud


La desaparición no sólo debe centrarse en la investigación sobre la trata de personas en sus tres modalidades: por explotación sexual, tráfico de órganos y trabajo esclavo, aunque si bien es la principal sospecha, sino también en pornografía infantil y juvenil, y homicidios.

Todo ello hace pensar que en el país está creciendo una economía criminal la cual favorece el fenómeno de la desaparición de mujeres de zonas marginadas y marginales, y sin embargo, la autoridad no se compromete con la vida y la seguridad de ellas.

Para Canto Vergara es lamentable que la ciudad no tenga una fiscalía operativa con los canales y las condiciones para buscar a las mujeres en terreno y seguir inmediatamente el protocolo para atender con humanidad y perspectiva de género a las familias quienes son maltratadas al buscar a sus familiares.
“Sí hay elementos para pensar que están siendo víctimas (las desaparecidas) de algún delito, a la luz del contexto de delincuencia y la presencia de grupos del crimen organizado de los cuales encontramos cada vez más sospechas violentas de su operatividad”.

Finalmente, la académica asegura que las universidades tienen un potencial de recursos humanos e intelectuales, que permiten ejercer el derecho a las búsquedas.

[caption id="attachment_338132" align="aligncenter" width="768"] Foto Internet[/caption]

Te puede interesar:

[VIDEOS] Desplegarán casi tres mil elementos de la Guardia Nacional en la CDMX: Sheinbaum

La “luna de miel” de AMLO no acaba, pero muestra signos de desgaste

[VIDEO] Abuelito conmueve por adornar bicicleta para celebrar cumpleaños de su nieta

LG