Con motivo de ser partícipes en la rifa simbólica del avión presidencial y con el interés de obtener un boleto ganador, la alcaldía de Iztapalapa generó un gasto cercano al millón de pesos para comprar mil 870 cachitos de la lotería.

De acuerdo con la alcaldesa Clara Brugada Molina, desde mayo los diversos funcionarios de la demarcación donaron ‘voluntariamente’ parte de su salario con la finalidad de adquirir insumos para el Hospital General de Iztapalapa, sin embargo, con el recurso no ejercido, se compraron los boletos de los cuales ninguno resultó ganador, 


Te sugerimos: De mezcalería a salón de clases para alumnos sin internet en CDMX


La funcionaria señaló que los boletos adquiridos fueron distribuidos entre las 293 colonias de la alcaldía con la finalidad de que ganar, se utilizara el premio para mejorar las zonas e implementar mejora en la seguridad.

A través de redes sociales, Clara Brugada enlistó los boletos que iban del 3397620 al 3410113 con numeración consecutiva los cuales varios fueron destinados para clínicas de salud y atención para la mujer.

Sin embargo y tras los 935 mil pesos gastados en los cachitos, se pudo constatar que ninguno de estos boletos resultó ganador a uno de los 100 premios que dieron a ganar 20 millones de pesos a los dueños de los boletos.



Temas: