La entrega de bonos de combustible para concesionarios de transporte público de la Ciudad de México registra un avance de 8.4 por ciento.

A la fecha se han entregado mil 260 tarjetas de las más de 15 mil que la dependencia otorgará en junio y julio, informó el secretario de Movilidad, Andrés Lajous, en videoconferencia.

De acuerdo con el titular de la Semovi, de manera digital han recibido 15 mil expedientes de transportistas de 100 rutas de las 103 existentes en la capital.

Por lo que 12 mil ya han sido evaluadas y en consecuencia se han agendado seis mil citas para la entrega de tarjetas.

Este apoyo que forma parte del Programa Integral de Mejora al Transporte Público consiste en un depósito de cuatro mil pesos para choferes de ruta y seis mil pesos para concesionarios de corredores de transporte, el cual será entregado durante cinco meses.

Por el momento, se detalló, el proceso de entrega inició con concesionarios de ruta, pero a partir del próximo 8 de junio se incluirán a los dueños de unidades pertenecientes a corredores de transporte.

"Cada tarjeta está identificada con cada unidad, lo tienen que hacer individualmente los concesionarios. Ustedes saben que históricamente se trabajaba con gestores,con liderazgos que representaban y hacían todo el trámite, aquí se hace el trámite individual", enfatizó Lajous.


El Programa Integral de Mejora para rutas y corredores,  anunciado el pasado 25 de abril, prevé también colocar cámaras, botones de pánico y dispositivos GPS en las unidades de transporte.

Pero sobre todo evitar que los transportistas aumenten el costo del pasaje en la capital.

Implementan protocolo contra el Covid-19

 

Debido a que es necesario acudir a las oficinas de la Semovi para recoger la tarjeta de apoyo, la dependencia implementó un protocolo para evitar brotes de coronavirus Covid-19.

Se trata de un mecanismo en el que cada cita se agenda y en la cual se estima un tiempo de atención de alrededor de 15 minutos.

Para ello desde la calle se implementa un protocolo de sana distancia que continúa en la sala de espera.

"Hay gel antibacterial, todo mundo lleva cubrebocas (...) dentro del edificio no hay ningún pasillo donde las personas se topen frente a frente, solo tienen un solo sentido todos los pasillos y escaleras, de tal manera que nunca ves a alguien simplemente porque va pasando por ahí", apuntó.


Temas: