Los precios de los productos y servicios continuaron demoliendo el poder adquisitivo de los mexicanos durante la primera quincena de septiembre, durante la cual, la inflación se ubicó en 4.10%, de acuerdo con el último reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El reporte del Inegi mantiene el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) fuera del rango máximo establecido por el Banco de México para mantener el poder adquisitivo del peso en su política monetaria.


Te sugerimos: Inflación sube a 4.5% durante agosto y se sale del objetivo de Banxico


El aumento en la inflación durante la primera quincena de septiembre fue provocado por alzas en los precios de productos como la cebolla, pollo, automóviles, chile serrano y limón, y de servicios como la electricidad y el gas LP.

En contraparte, el INPC mostró que durante ese mismo periodo, los precios del jitomate, huevo, aguacate, naranja, plátanos, cerveza y pañales, así como de servicios como el gas LP, disminuyeron.

Durante el último periodo medido, prácticamente todos los indicadores del INPC reportaron un alza. En el caso del índice subyacente, en el que no se calculan los bienes y servicios volátiles, el movimiento fue de 0.17% en la quincena detallada y de 3.99% en su componente anual.

En tanto en que índice de precios no subyacentes, el alza fue de 0.15% quincenal y de 4.44% en el componente anualizado, de acuerdo con e reporte de Inegi.

Temas: