Un carro de un irreverente desfile de fin de año que mostraba a un niño enjaulado en la frontera con México ha sido criticado por políticos y activistas.



Los indignados señalaron que el festejo en la ciudad de Middletown, en Delaware, se pasó de la raya con los migrantes.



La senadora demócrata Stephanie Hansen dijo que algunas carrozas de este año “se tornaron ruines y repugnantes”.


“No se acercaron a la raya. Se pasaron de la raya y hay que hacérselo saber”, indicó Hansen, quien vio la carroza en persona.


Te sugerimos: Devoran capitalinos rosca monumental de Día de Reyes



Los senadores demócratas de Delaware afirmaron que las carrozas

“no fueron una irreverencia simpática sino un acto de mal gusto”

.



Michael Wipf, quien participó en el desfile, sostuvo que si a alguien no le gusta el desfile, no tiene que ir a verlo.



Wipf escondió unas muñecas debajo de un abrigo a la altura de su pecho y caminó con un cartel que decía “no soy mexicana, soy rusa... déjenme entrar”.


“Yo probablemente no hubiese cruzado esa raya, pero es su prerrogativa hacerlo si así lo quiere”, dijo Wipf en alusión a los creadores de la carroza.


Defiende su idea


Un nativo de Townsend que vive en Virginia fue el creador de la carroza de la polémica.



John Bingham insinuó antes de comenzar el desfile que las jaulas de perros no era lo que habían planeado.



Un miembro de su grupo con calzoncillos sucios se metió en una jaula y fue arrastrado por la calle, simulando ser un niño enjaulado en un centro de detención de la frontera.



Te puede interesar:



Reyes Magos y Semarnat se alían, piden a niños no enviar cartitas en globos



Tu rosca de Reyes está extinguiendo una especie de cactus que tarda 40 años en crecer



¿Ya la conoces? La Rosca de Tacos, una delicia que no te puedes perder



JGR



 

Temas: