Tras el incendio de la emblemática discoteca Baby´O, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió esperar el resultado de las indagatorias y no adelantar que habría sido por una represalia por parte del crimen organizado. No obstante, sembró la sospecha de que el siniestro pudo ser intencional por parte de los propietarios.

Durante la mañanera, celebrada en esta ocasión en el estado de Morelos, el mandatario sostuvo que el caso tiene un gran despliegue publicitario, porque se trata de un lugar famoso al que han asistido personalidades del mundo artístico.


Te sugerimos: [VIDEOS] ¡Adiós, Baby´O! Se incendia la icónica disco de Acapulco


Sin embargo, indicó que hace falta más investigación, pues aún no está claro qué sucedió.

Detalló que sin pruebas, el hecho tampoco se puede atribuir a la delincuencia organizada, porque  el mismo dueño reveló a las autoridades que nunca lo extorsionaron.

En este tenor mencionó que los propietarios del Baby´O están demorando en la entrega de la información que se les ha requerido, además de que llama la atención que la discoteca está asegurada, lleva 18 meses sin operar a causa de la pandemia, y el incendio ocurrió en una zona sin cámaras de vigilancia.


Te sugerimos: Extorsión, narcoataque, guerra contra el Gobierno, son algunas TEORÍAS DEL INCENDIO del Baby´ O


"Se sabe que está asegurada la discoteca y que llevaba 18 meses cerrada por la pandemia. También llama la atención que el incendio ocurre no en la parte principal o el frente, sino en la parte de atrás y en la parte de enfrente es donde están las cámaras, no en la parte de atrás.


"Se le está pidiendo a los dueños que entreguen información y han demorado en entregar la información, en fin, no hay todavía nada claro, no se puede decir cuál es el móvil o qué fue lo que sucedió, hay que esperarnos'', comentó.


Temas: