La pandemia por coronavirus Covid-19 ya se ha convertido en un hecho histórico que está siendo registrado por los medios de comunicación en todo el mundo.

En México, los reporteros han dado cuenta de lo que sucede cada día y los fotoperiodistas nos muestran a través de su lente esa realidad que nos impacta por su crudeza.

Su actividad es clasificada como esencial y muchos de ellos viven con el temor diario de estar en los lugares más peligrosos por su nivel de contagios: hospitales, panteones y crematarios.

A esto se suma el temor de contagiar a sus seres queridos, enfrentar trabas de todo tipo para hacer su trabajo e incluso agresiones por parte de la gente.

Pese a ello, saben que su labor no puede parar y buscan transmitir con una imagen aquello que las palabras no alcanzan a describir.

"Va a pasar tiempo para asimilar lo que estamos haciendo, ahorita todos vivimos al día: sal, protégete y regresa rápido a casa. La prioridad es estar a salvo", narra Andrea Murcia, de Cuartoscuro.

El Big Data platicó con fotoperiodistas de varios medios de comunicación y la mayoría coincide que el principal temor es contagiarse, pero sobre todo, contagiar a otras personas que no puedan superar la enfermedad, ya que todos los días están en contacto con otros.

Es por ello que han extremado precauciones al llegar a sus casas e incluso hay quienes han optado por vivir temporalmente en otro lugar para no exponer a sus seres queridos.

Durante la cobertura han sido testigos de escenas que los han impactado y siguen sin comprender que mucha gente siga pensando que no es verdad.

Alfredo Estrella, de la agencia AFP, cuenta que una de las escenas más fuerte ha sido ver llegar a los enfermos de Covid-19 casi en agonía con sus propios medios, incluso alguno a pie.

"Ver la desesperación de la familias por que los atiendan es muy fuerte", agrega.

"Cualquier pérdida ya de por sí es muy fuerte, pero además este virus rompió con el ritual de despedida, es muy duro. Al crematorio sólo ingresan una o dos personas; no ven a su familiar al final del camino", describe Quetzalli, fotógrafa de Grupo Imagen.

  

Una de las escenas que más le impactó fue en Nezahualcóyotl, Estado de México, durante un recorrido por el panteón vio a una chica abrazando a una niña en la banqueta, solas, con una caja de cenizas en las manos, no pudo captarla con su cámara pero se quedó en su mente para siempre.

Andrea vive con la misma sensación, la tristeza de ver a las familias sin poder despedir a sus familiares como ellos hubieran querido.

Algunos de ellos han recibido el apoyo de sus centros de trabajo ya sea con equipo de protección u horarios más flexibles, pero otro han tenido que costear insumos o enfrentar recortes de personal debido a la crisis económica que trajo consigo la pandemia.

"Sin duda es una cobertura diferente a todas las que habíamos hecho, en otras sabíamos qué hacer y cómo protegernos, pero aquí todo es nuevo, desde la manera en que te preparas para ir a trabajar, no tocar nada, no tener mucho contacto con la gente", señala Sashenka Gutiérrez de la agencia EFE.

Al igual que varios de sus compañeros asegura que tratan de hacer su trabajo con el mayor respeto posible a las familias, pues saben que el lente de una cámara puede ser muy agresivo para muchas personas.

View this post on Instagram

Todo cambio y no sabemos hasta cuándo. Trabajadores del Panteón Xilotepec, ubicado en la Alcaldía Xochimilco de la Ciudad de México, limpian y recuperan posibles espacios en caso de que los familiares de fallecidos por COVID-19 decidieran inhumar el cuerpo. Pesé que por disposición de la secretaria de la Salud y el Gobierno de la Ciudad se recomienda cremar y están prohibidos los velorios para los fallecidos por Coronavirus. A sólo unos metros, familiares de otro fallecido (no covid-19) se pudieron despedir, entre flores y cubrebocas de todos colores que detenían sus lágrimas y sólo permitían ver sus ojos rojos e hinchados. _ _ _ _ _ #fotoperiodismo #fotografas_latam #fotografaslatam #everydaymexico #everydaylatinamerica #fotofeminas #worldphotoagency #womenphotograph #womenstreetphotographers #photojournalist #documentary #cuarentena #coronavirus #everyday_covid19 #covid_19 #coronavirusmexico #covid19mexico #covid19 #pandemia. - #coronavirus #crematorio #México #everyday_covid19 - -

A post shared by Andrea Murcia (@usagii_ko) on

Pese a ello, los fotoperiodistas se han enfrentado a agresiones de las personas que no creen en su trabajo, así como a las trabas de las autoridades al momento de gestionar permisos para hacer su trabajo.

"Mucha gente nos agrede estando afuera de hospitales, pero ojalá entiendan que no lo hacemos por una cuestión de dolo y tratamos de no molestar, es nuestro trabajo y tratamos de informar de la manera más objetiva posible y sin dañar a la gente", indica Alfredo Estrella.

Saben que su trabajo pasará a la historia, pero por ahora su mayor preocupación es salir bien de toda esta situación y poder hacer un buen trabajo.

View this post on Instagram

Hospital del INSABI COVID 19 No.5, en Cuernavaca Morelos. El edificio estuvo abandonado 10 años y fue un antiguo hospital del Issste que dejó de funcionar al ser creada otra clínica más moderna. Ahora se encuentra rehabilitado para atender a pacientes de coronavirus en los proximos días. Este hospital contará con personal médico militar y civil además de 30 camas de terapia intensiva y 40 camas hospitalarias. #covid #medicos #diadelaenfermera #everydaylatinoamerica #everydaymexico #everydaycovid #covid19 #fotografas_latam #fotoperiodismo #hospital #cuernavaca #morelos #insabi #fotografasmx #documentaryphotography #photojornalist #mexico #covidmexico #coronavirus #coronavirusmexico #mycoronaphoto

A post shared by Quetzalli Nicte Ha (@nicte_cadillacs) on

Algunas organizaciones como Artículo 19 han abierto grupos de apoyo psicológico para los periodistas que lo necesiten.



Temas: