Supuestos vendedores por internet secuestran a dos primos en la alcaldía Álvaro Obregón, y tras retenerlos y golpearlos los obligan a transferir 100 mil pesos para liberarlos.   

Los afectados denunciaron ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) haber sido privados de su libertad por dos hombres armados, después de llegar a un domicilio para comparar un producto.

El delito ocurrió el 14 de julio, cuando Luis Enrique vio en un sitio web una consola musical que quería adquirir desde tiempo atrás; se vendía en 92 mil pesos, lo cual le pareció un buen precio y concretó una cita con el dueño para revisar el producto. 


Te sugerimos: Descuartiza a su novia en Milpa Alta y restos se los echa a los perros; la mató estando drogado


Dicho encuentro se pactó en la colonia Las Águilas, al sur de la Ciudad de México, a donde el interesado acudió acompañado de uno de sus primos por seguridad.

Una vez que llegaron al punto acordado con el presunto vendedor, este junto con un cómplice los amenazó con pistolas y los ingresó a un inmueble. 

Al estar sometidos y amarraron de manos y pies con un cable de luz, los criminales los amedrentaron a golpes. 

De acuerdo con la declaración de Luis Enrique, uno de los delincuentes les dijo que si querían salir con vida, tendrían que pagar los 92 mil pesos que costaba el objeto que le interesaba. 

La víctima les respondió que no llevaba efectivo, pero que le podía realizar una transferencia de 10 mil pesos para que los soltaran.

Cuando la víctima entró a la aplicación de su cuenta bancaria, el malhechor se percató de que este tenía 300 mil pesos, por lo que volvió a amenazarlos argumentando de que no valoraban su vida, por sólo ofrecer poco dinero. 


Te sugerimos: ´AZTLÁN´ será GRATIS, el parque de diversiones que sustituye a La Feria de CHAPULTEPEC


Después golpearlo nuevamente, el secuestrador le indicó que ahora debía transferir 100 mil pesos y aparte entregarle sus tenis. 

Ante la situación, el afectado realizó tres operaciones para completar la cantidad que le exigía el sujeto. 

Posteriormente, los delincuentes les quitaron sus identificaciones y amenazaron para que no denunciarán ante las autoridades los hechos. 

Sin embargo, al quedar en libertad, las víctimas de inmediato acudieron a la FGJCDMX a interponer la demanda correspondiente. 

GLE.

Temas: