Una joven denunció ser víctima de un pervertido, quien la espió y videograbó cuando ella se encontraba en el interior de los baños de la Churrería El Moro.

La agresión ocurrió en la sucursal de Génova, en donde después de percatarse que se violaba su intimidad, informó al gerente del establecimiento la situación que experimentó. No obstante, pasaron tres horas para que el personal del lugar las pudiera apoyar.
“Pasé al baño y me percaté que en cubículo de al lado, por encima, me estaban grabando. Cuando volteé, de inmediato quitaron el teléfono y escuché que salieron.

“En el tiempo que tardé en salir ya no alcancé a ver a la persona que fue, pero me percaté que en el asiento de al lado la tapa estaba levantada y había marcas de zapatos en la taza”, narró.

Te sugerimos: ¡Por fin! Gobierno de la CDMX publicó la Ley Olimpia que sanciona la porno venganza

A través de redes sociales, la joven refirió que de inmediato comentó el hecho a una amiga con la que estaba en el lugar, por lo que ambas se dirigieron con el responsable del negocio.
“Le pedí los vídeos para ver quién había entrado después de mi al baño. Él me brindó las imágenes del tipo que había entrado varias veces al baño y una de ellas en las que pasó cuando yo pasé, pero fueron 3 horas después de lo ocurrido. Tiempo en el que el tipo se había ido del lugar”.



Te sugerimos: [AUDIO] Testimonio de alumna UNAM grabada en baños y subida a página XXX

-Falta de protocolos y apoyo-


Pero ahí no quedó el asunto, pues ante esta situación el gerente sostuvo que no tenían protocolos para atender un caso así, y aunque se llamó a la policía (tres horas después), estos últimos en vez de apoyarla e informarle el procedimiento correcto a seguir, sólo le reprocharon y le dijeron que no podían hacer nada.
“Les tuve que explicar varias veces lo ocurrido [...] solo me decían:

"¿Y por qué no gritaste? ¿Y por qué no lo detuviste? ¿Y por qué van solas al baño? ¿Y por qué no actuaste más rápido? Es que si lo hubieras detenido en el lugar, nosotros lo hubiéramos remitido.

“Es que si hubieras llamado antes a la policía, nosotros lo habríamos agarrado".

Te sugerimos: Atrapan a sujeto grabando en el baño a alumna de la UNAM ¿será el único?

Por esta serie de señalamientos, la joven expresó su frustración e impotencia, porque los agentes sólo atinaron a decirle que ella tenía que detener a su agresor.
“Y me da chingos de risa no poder ni orinar a gusto porque al final fue mi culpa querer orinar sola”.

Por ello recurrió a la redes sociales para ubicar al sospechoso y así poder proceder con la denuncia correspondiente.

Te puede interesar:

[VIDEO] «¡A mí me has mirado los pechos!» Alumna enfrenta a profesor ‘acosador’

Rescatan a cachorrito que drogaban para pedir limosna; ya consiguió un hogar

Experta explica: La transa de venderle más hielo que pescado a mexicanos