La madrugada del pasado sábado, Érick Francisco 'N' desolló a su pareja sentimental Ingrid Escamilla de 25 años, y confesó que sus restos los  al inodoro de su casa y posteriormente a un drenaje.

La agresión ocurrió en un complejo habitacional de la calle Tamango 558, de la alcaldía Gustavo A. Madero, luego de que el hombre de 46 años llegó en estado de ebriedad al departamento donde ambos vivían, tras haber salido con sus amigos.



Te sugerimos: Vecinos de Ingrid piden no compartir imágenes de su feminicidio

Antecedentes


Ingrid Escamilla estudió una maestría en Administración de Empresas Turísticas en la Benemérita Universidad de Puebla (BUAP), entidad donde nació.

De acuerdo con testigos, tuvo una infancia complicada debido a que su mamá la abandonó junto a su hermana gemela, otras tres hermanas y todas quedaron al cuidado de su padre, quien falleció hace cuatro años.

Se mudó a la Ciudad de México y vivía con su pareja, pero los vecinos afirmaron  que notaban signos de violencia en su relación.

La gente que la conocía dijo que era una mujer tranquila y amorosa e incluso cuando ocurrió el sismo del 19 de septiembre de 2017, ella fue voluntaria en la reconstrucción de viviendas en Jojutla de Juárez, Morelos.



En 2019 ella interpuso una denuncia por violencia contra Érick, pero no procedió debido a que no siguió el proceso y decidió continuar con su relación que ya tenía 5 años.

El Crimen


El agresor relató a los policías que Ingrid tomó un cuchillo de la cocina y amenazó con matarlo, a lo que él le contestó ''mátame de una vez''.

De acuerdo con el testimonio, ella le colocó el cuchillo en el cuerpo, y Érick le expresó ''más fuerte, mátame de una vez''.

El sujeto le arrebató el utensilio y le dijo a su pareja ''si tú no me matas, yo sí te voy a matar'', y posteriormente la apuñaló en el cuello varias ocasiones.

En un intento de encubrir su crimen, Érick arrancó la piel de la joven, la destazó y trató de arrojar los órganos mutilados en el inodoro de su departamento.

Pero de acuerdo a su versión, la taza se tapó y por ello salió del lugar con una bolsa donde estaban las demás parte del cadáver y los tiró en las coladeras públicas.

Posteriormente llamó por teléfono a su exesposa y le contó que mató a su actual pareja, además le dijo que tenía que recoger a su hijo, pues el menor, quien es un joven de 15 años con autismo, fue testigo del crimen.

Finalmente Érick, cubierto de sangre, se entregó a las autoridades y confesó su crimen.



Te puede interesar:

Asesinan al ‘Dr. Cosquillas’, el Patch Adams de Puebla

Muere bebé de siete meses en la central camionera de Observatorio; su mamá lo llevaba al hospital

Asaltantes mueren tras robar 200 mil pesos; policías detienen a la víctima

LACP

Temas: