Uno de los principales lugares turísticos en la Ciudad de México es sin duda la alcaldía Xochimilco, pues es conocida a nivel mundial por sus canales en donde los visitantes pueden disfrutar de un paseo en trajinera. 

La elaboración de estos transportes se hace de manera artesanal por pobladores de la zona, pero actualmente sólo quedan seis  astilleros, los cuales continúan con la tradición de transformar trozos de madera en coloridas embarcaciones


Te sugerimos: ¿Les dio sed? Rateros asaltan a repartidor de refrescos en la Gustavo A. Madero


Tal es el caso de don José Téllez, quien compartió con mucho orgullo cómo elabora, desde hace 26 años, las trajineras, canoas, chalupas y chalupones. 

Él se ubica en el paraje Ayecatl ubicado en la alcaldía, y cuenta que desde que tenía 16 años de edad aprendió el oficio de la construcción, en el barrio Caltongo.  

imagen-cuerpo

Don José considera este trabajo como un arte, pues indicó que se debe cuidar hasta el mínimo detalle, ya que más allá de la estética, las embarcaciones deben ser seguras.

La madera que utiliza es de árboles de oyamel y encino que le traen de Michoacán; también usa cáscara de coco para sellar las hendiduras entre cada lienzo. 


Te sugerimos: SSC controlará cárceles de la CDMX; Sheinbaum propone modificar Ley Orgánica


Además necesita herramientas como el formón, prensa, barreta, cinceles, sierra, garlopa, taladro y macetón, entre otros para realizar estas creaciones. 

imagen-cuerpo

Compartió que no sólo construye y repara canoas de Xochimilco, pues algunos productores de la alcaldía Tláhuac también le solicitan sus  servicios. 

Al igual que habitantes de Iztapalapa, a quienes les ha elaborado pequeñas réplicas para colocarlas en planteles escolares, templos religiosos o jardines.

Una de las anécdotas que más recuerda don José, es cuando un joven le encargó una trajinera para pasear con su novia, a quién le pidió matrimonio a bordo de la embarcación. 

imagen-cuerpo

Agregó con nostalgia que su maestro fue el señor Ángel Roldán, quien le “enseñó todos los secretos de este arte con paciencia y sobre todo cariño”.

En los canales de Xochimilco circulan alrededor de mil 400 trajineras turísticas, además de  canoas y chalupas de comerciantes. 

Cabe destacar que estas embarcaciones pueden medir desde seis hasta diez metros de largo por lo que los precios van desde 14 mil hasta  35 mil pesos.

GLE.