Durante las fiestas patrias, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) recortará el subsidio a las gasolinas, por lo que los usuarios deberán pagar una parte de la cuota del impuesto por cada que compren.

A partir del 10 y hasta el 16 de septiembre próximos, el estímulo fiscal para la magna se reduce de 83.96% a 73.22%, y los consumidores deberán pagar el impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) de 1.4708 pesos por litro.


Te sugerimos: AMLO reta a gobernadores del PAN y MC a decir que Sedena y Semar no ayudan en seguridad pública


En el caso de la premium, el estímulo fiscal será de 53.64%, por ello, los automovilistas que usan este combustible pagarán una cuota del gravamen de 2.1498 del IEPS.

Solamente el diésel seguirá con el subsidio completo, así, los transportistas no pagarán el IEPS.


Te sugerimos: Senado aprueba en lo general y particular que la Guardia Nacional pase a manos de la Sedena


El estímulo fiscal se mantendrá para los productores e importadores que ayuden a suavizar el precio del diésel a través del acreditamiento del impuesto sobre la renta o la devolución expedita del IVA.

Finalmente, para los productores e importadores de gasolinas Magna y Premium, otra vez no contarán con el estímulo fiscal.

ARM

Temas: