La Guardia Nacional (GN) seguirá siendo una institución de carácter civil, pero dependiente de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), aclaró el presidente Andrés Manuel López Obrador, al reiterar que el objetivo es que esta no se eche a perder como la Policía Federal.

“Vamos a esperarnos. Yo tengo la obligación, y les diría moral, de defender este punto y lo voy seguir haciendo”, precisó ayer el primer mandatario de México durante su conferencia ‘mañanera’.


Te sugerimos: AMLO ¿incumple su palabra? Guardia Nacional pasa a manos de la Sedena


Explicó que es conveniente que la GN quede como una rama de la Sedena, para que esta le dé estabilidad en el tiempo, no se corrompa y siga cumpliendo con su función de garantizar la seguridad pública.

El ejecutivo federal basó sus dichos respecto a la confianza que tiene la población con las autoridades. En este tenor, presentó una gráfica de confianza de las entidades encargadas de la seguridad, en donde la GN ocupa el tercer sitio.

  • Marina (Semar): 86.6%
  • Ejército (Sedena): 83.3%
  • Guardia Nacional (GN): 74.5%
  • Policías estatales: 50.3%
  • Policías municipales: 45.5%


Te sugerimos: AMLO viola la ley con militarización de la Guardia Nacional: PAN


No obstante, el Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado criticó la iniciativa del Ejecutivo federal, al considerar que pasar el control de la GN a la Sedena está por encima de la Constitución.

El senador Julen Rementería sostuvo que es ilegal la decisión presidencial, por no someter su aprobación al Congreso de la Unión con una reforma constitucional, por lo que sostuvo que AMLO quiere gobernar a base de ´decretazos´.

Temas: