El concierto del Grupo Firme en el Zócalo de la Ciudad de México fue todo un éxito al lograr reunir a un total de 280 mil asistentes, rompiendo el récord de Vicente Fernández, quien poseía la cifra de 219 mil asistentes congregados el 14 de febrero del 2009.

Con estos números, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo no dudó en presumir que se había rotó el récord de asistencia "a cualquier concierto" realizado en el Zócalo de la Ciudad de México.

Y es que no está de más recordar a los artistas que han logrado lo impensable:

  • Vicente Fernández el 14 de febrero de 2009: 219 mil
  • Shakira el 29 de  mayo de 2007: 210 mil
  • Justin Bieber el 11 de junio de 2012: 210 mil
  • Paul McCartney el 10 de mayo de 2012: 200 mil
  • Roger Water el 1 de octubre de 2016: 200 mil
  • Café Tacvba el 5 de junio de 2005: 170 mil

Por ello la mandataria no dudó en destacar lo conseguido en su gestión, algo que suelen hacer todos los jefes de Gobierno cuando están buscando la Presidencia de la República; lo hicieron el hoy día Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard, Miguel Ángel Mancera y ahora Claudia Sheinbaum.

Pero a pesar del éxito que tuvo Grupo Firme, porque no se niega que arrasó en la Plaza de la Constitución y sus calles aledañas, pero parece que la jefa de Gobierno está olvidando a uno de los herederos de la ‘Dinastía Fernández’ que también tuvo un rotundo triunfo de asistencia.

Así es, nos referimos a Alejandro ‘El Potrillo’ Fernández, quien en 2016 reunió a 30 mil almas o al menos eso le dijeron las autoridades del Gobierno en turno.

“Quiero compartir con ustedes que me acaban de avisar que estamos haciendo historia juntos y hemos roto el record de asistencia, con más de 300 mil personas esta noche”, expresó a sus miles de fans que lo vitoreaban.

Queda claro que cada administración le gusta inflar sus cifras a conveniencia, pero también es sabido que Protección Civil de la Ciudad de México (SGIRPC) tiene un esquema de seguridad en el que no permite desde el año 2005 que la plancha fuera ocupada por más de 200 mil espectadores, para evitar situaciones como la que ocurrió en el concierto de Café Tacvba del año referido, cuando los jóvenes rockeros perdieron el control y comenzaron a causar serios desmanes.

De tal manera, que fueron repartiendo a la población en cinturones de seguridad en las calles del Centro Histórico, dejando siempre la calle de Pino Suárez como salida de emergencia. Pues a esperar a ver cómo se llena el Zócalo de la CDMX con el próximo concierto de Nodal y la nueva cifra.


Temas: