La saxofonista María Elena Ríos ya no recibirá la atención médica privada para atender sus quemaduras con ácido, pues el Gobierno de Oaxaca le retiró el apoyo económico.

En un comunicado informó que “los servicios médicos, psicológicos y psiquiátricos necesarios para ella y su familia se continuarán otorgando a través de las instituciones de servicios de salud con que cuenta el Estado mexicano”.


Te sugerimos: Protección para María Elena Ríos sólo aplica en Oaxaca y como defensora no por ser víctima: Segob


Al suspender la asistencia, dejaron en instituciones como el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), organismo de orden federal, encargarse de la músico oaxaqueña, sin embargo, no mencionó si se brindará dicha atención médica en alguna institución de salud estatal.


Te sugerimos: Niños pueden regresar a la escuela con cabello largo y pintado; Conapred pide a maestros respetar


Ríos Ortiz lleva varias semanas denunciando a la administración del gobernador saliente de Oaxaca, Alejandro Murat, de retirarle el apoyo por motivos de violencia de género contra ella, lo que la deja con una deuda de 300 mil pesos.

El área de Comunicación Social y Vocería del Gobierno de la entidad informaron de esta decisión a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), a través de dos asesoras legales de la actual administración.

ARM

Temas: