El Gobierno federal podría ser obligado a

transparentar

el procedimiento mediante el cual compró 671

pipas

a empresas en

Estados Unidos

como parte de la estrategia emergente para regularizar al distribución de gasolina en el país, ante el cierre de los ductos a cargo de

Petróleos Mexicanos (Pemex).



Te sugerimos: Verdad sobre Romero Deschamps se revelará el 30 de enero: AMLO



Así lo adelantó el comisionado del

Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la información y Protección de Datos Personales (INAI)

,

Francisco Javier Acuña,

al referirse al procedimiento por adjudicación directa con el que el Gobierno del presidente

Andrés Manuel López Obrador

compró los carros-tanque.



Después de participar en un foro realizado con motivo del

Día Internacional de la Protección de Datos Personales

, Acuña dijo que los detalles de la compra por

85 millones de dólares

deberán ser colocados en la

Plataforma Nacional de Transparencia

para que puedan consultarse por cualquier ciudadano.


“Las instituciones del nuevo gobierno, díganse las secretarías que se involucraron en esa compra, tienen que colocar en la Plataforma Nacional, a través de su micro sitio, lo que hayan comprado, sea de emergencia, mediando licitación o invitación, sea cual sea el procedimiento se tiene que subir y el INAI, solamente si no se hace, podrá exigir que se haga vía recurso de revisión o vía el cumplimiento de las obligaciones de transparencia”, señaló.


El 21 de enero pasado, el presidente

López Obrador

detalló que la compra de las

pipas

no fue licitada debido a que su Gobierno consideró que se trataba de un tema de seguridad nacional que debía resolverse con urgencia.



En la que denominó como una “misión enviada” a Nueva York participaron los secretarios de Relacione Exteriores,

Marcelo Ebrard,

de la Función Pública,

Irma Eréndira Sandoval,

de Economía,

Graciela Márquez,

y la Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda,

Raquel Buenrostro.



La situación de emergencia que argumentó el gobierno federal, señaló Acuña, “es entendible”, pero en cuestión de rendición de cuentas, la compra deberá quedar

plenamente comprobada

, así como los términos y las condiciones en las que se llevó a cabo el negocio.


“Ahí si tiene que demostrarse, si se hicieron estudios de mercado, si se consideraron las características de lo que se compraba, si precisamente el hecho de que fueran varias secretarias para darle a esa compra un sentido de refuerzo. Nosotros estamos abiertos a que el nuevo Gobierno adopte todas las herramientas y todos los procedimientos que el INAI ha construido porque no son para el nuevo gobierno ni de nosotros, son de todos y para todos”, agregó Acuña.


Te puede interesar:


Así es el departamento del Zócalo en el que AMLO ya duerme



Con total impunidad engañan para vender terrenos protegidos en zona ecológica de Tláhuac



[VIDEO] Noble cocina de CDMX sirve a policías comidas completas por $5 pesos