El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, fue irrespetuoso de la investidura presidencial, consideró el presidente, Andrés Manuel López Obrador, a quien señaló de ser el responsable de orquestar las protestas de la semana pasada en Guadalajara.

Durante su conferencia matutina, el presidente aseguró que cuando él hace algún señalamiento lo hace directamente y no de manera hipócrita a través de argumentos políticos.


Te sugerimos: Monreal recomienda prudencia y serenidad a Enrique Alfaro


La semana pasada, el gobernador de Jalisco acusó a Morena de dirigir los disturbios que ocurrieron durante una manifestación por el asesinato de Giovanni López, presuntamente cometida por policías del municipio de Ixtlahuacán.

"Se me hizo algo injusto, incluso irrespetuoso de la investidura presidencial, no se pueden lanzar esas acusaciones a la ligera; echarle la culpa a otros de lo que uno está enfrentando de los problemas que cotidianamente uno tiene que enfrentar como gobernante", dijo el presidente.


"No estoy acostumbrado a tirar la piedra y esconder la mano, no soy hipócrita, eso tiene que ver con los conservadores", abundó López Obrador.


El presidente finalizó que no ha tenido comunicación con el gobernador de Jalisco desde que ocurrieron las protestas.

Temas: