Se llevó a cabo el segundo día de manifestaciones en Minneapolis, Estados Unidos, tras la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd, la cual fue presuntamente provocada por un policía que lo aprieta del cuello con la rodilla mientras lo arrestaba.

Esta situación fue captada en video y muestra como el difunto Floyd de 46 años permanece tumbado boca abajo y le implora al agente que lo deje respirar, repitiendo la frase ‘’I Can´t Breathe’’ (no puedo respirar) y después quedar inmóvil.

Floyd, estaba desarmado y al parecer era sospechoso de intentar pasar un billete falso de 20 dólares en un restaurante.

Luego de su detención, lo trasladaron en una ambulancia  y lo declararon  muerto la misma noche en un hospital.

Tras la difusión del video, miembros de la comunidad afroamericana realizaron manifestaciones acompañadas de actos de vandalismo, expresando su indignación por la brutalidad policíaca y el racismo hacia ciudadanos afroamericanos.

Cientos de manifestantes, muchos con el rostro cubierto, abarrotaron las calles cerca del lugar donde Floyd había sido arrestado, cantando: “Sin justicia, no hay paz” y “No puedo respirar”.

imagen-cuerpo

imagen-cuerpo

Los agentes de policía, algunos desde los techos, usaron gas lacrimógeno, balas de goma y granadas de contusión para mantener a raya a la multitud. Por su parte, los manifestantes lanzaron piedras y otros proyectiles a la policía.

imagen-cuerpo

imagen-cuerpo

La tarde del miércoles un grupo de personas se congregó frente a la residencia del agente acusado de la muerte de Floyd, en los suburbios de la ciudad, y en la casa de Mike Freeman, el fiscal del condado de Hennepin, quien tomará la decisión de presentar cargos en el caso. En dichas protestas no se reportaron actos violentos.

En California, cientos de personas bloquearon una autopista de Los Ángeles y rompieron los vidrios de autos de la Patrulla de Caminos del estado.

imagen-cuerpo

El alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, emitió un mensaje donde se pregunta “por qué el hombre que mató a George Floyd no está en la cárcel”, y agregó: “Si tú o yo hubiéramos hecho esto, estaríamos tras las rejas”.

Asimismo, el presidente estadounidense, Donald Trump, se refirió al caso como un “evento muy, muy triste”, y aseguró que revisará si la policía debe ser procesada.

El policía que aparece arrodillado en el cuello de Floyd y 3 compañeros involucrados fueron despedidos del departamento de policía.

Mientras tanto, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) abrió una investigación con un nuevo video podría descartar la afirmación de la policía de que el hombre se resistió ante la detención.

imagen-cuerpo

imagen-cuerpo

LACP

Temas: