Por medio de redes sociales se difundieron imágenes y grabaciones que develan los campos de entrenamiento de sicarios para el narcotráfico de, presuntamente, los estados de Jalisco y Michoacán, donde integrantes de Cárteles Unidos y Jalisco Nueva Generación mantienen una disputa. 

En las imágenes se observan a jóvenes no mayores a los 20 años, quienes son entrenados por ex militares a sueldo de narcotraficantes. 

Para que los sicarios tengan una mejor formación, los reclutas pagan un sueldo semanal para que entrenen en varias ramas del Ejército, luego ellos mismos se convierten en instructores para los ‘nuevos reclutas’. 


Te sugerimos: Chica se lanza de Taxi en Movimiento para evitar que se le llevaran


A los jóvenes que ingresan se les enseña todo tipo de práctica militar para enfrentarse a las fuerzas del orden y grupos criminales rivales; para ellos no existe un código de guerra: todo es violencia pura y dura. 

En las prácticas usan a civiles como escudos además de lanzar balas sin ninguna discriminación; asimismo, en los entrenamiento se incluyen tácticas de tortura y uso eficaz de armas para descuartizar a los enemigos. 

Esta ‘zona cero’ se ubica entre la frontera de Jalisco y Michoacán donde los dos grupos criminales señalados mantienen una disputa por territorio. 

En las imágenes difundidas en redes sociales, se observa a un grupo de presuntos criminales dar instrucciones a jóvenes empistolados para practicar tácticas de emboscada. 

Además, la intervención de la Fiscalía General de la República en distintos campamentos ha permitido descubrir cómo son los lugares en los que entrenan a sus sicarios los cárteles del narcotráfico. 

Sin embargo, el anterior no ha sido el único caso

En 2018 se presentó uno de los desmantelamientos más importantes del narcotráfico a las afueras del municipio de Tala, un centro turístico de Jalisco, al que se llegó gracias a una persona a la que se le obligó a ir en contra de su voluntad, no obstante logró escapar y narrar a las autoridades lo que allí ocurría, además de revelar la ubicación. 

El sobreviviente explicó que las personas que se encontraban ahí eran reclutadas a través de falsos anuncios en Facebook, los cuales ofertaban trabajo como encuestadores, escoltas, policías municipales y elementos de seguridad privada. 

Los curiosos, de acuerdo a la narración, eran citados en un domicilio de la localidad donde les quitaban cualquier artefacto que les permitiera tener contacto con el exterior, después eran amenazados y llevados al campamento. 


Te sugerimos: Tras golpizas de su esposo, mujer lo mata de una cuchillada en el pecho


Abundó además que generalmente se reclutaba a jóvenes de entre 20 y 25 años de edad, a quienes les ofrecían un sueldo de entre 3 mil y 4 mil pesos. 

En la situación que describe el sobreviviente, el campamento se ubicaba en la población conocida como ‘Navajas’, una zona a la que se accede después de tres horas de camino desde la carretera más cercana. 

Allí lo primero que se les advertía a los jóvenes era que si se negaban a unirse a la organización habría represalias en contra de sus familiares; quienes no aceptaban eran asesinados de forma inmediata, mientras que los demás eran torturados. 

Con información de Infobae

RCS.



Temas: