La pandemia por el Covid-19 también ha dejado cosas buenas. La ausencia de personas en las playas de Acapulco parece ser el origen del regreso del fenómeno de bioluminiscencia en los mares de este destino turístico

Algunos habitantes que estaban cerca del mar la noche de este lunes, lograron captar el fenómeno natural que desde hace años no se observaba, pues incluso los mismos pobladores estaban sorprendidos, simplemente no dieron crédito a lo que estaban viendo. 


Te sugerimos: [VIDEO] Bisontes vistos en planicies mexicanas tras 100 años de ausencia


Son tantos los años de que no se observaba este fenómeno en las playas de Acapulco, que los expertos en la materia no tienen considerado a este territorio guerrerense dentro de los destinos de México donde se puede observar. 

Solo se consideraban como playas bioluminscentes al Parque Nacional Lagunas de Chacahua, Oaxaca; Laguna de Manialtepec, Oaxaca; Holbox, Quintana Roo; Xpicob, Campeche; Brucerías, Nayarit y Puerto Escondido, Oaxaca. 


Te sugerimos: ¡No es el Caribe! Así luce Acapulco en plena cuarentena por coronavirus


El fenómeno de bioluminiscencia en Acapulco se pudo observar las noches del domingo y lunes en la Playa del Puerto Marqués.

Con el cierre de hoteles y la ausencia de turistas en las playas se han observado otros agradables fenómenos en Acapulco, como son el regreso del color turquesa a las aguas, así como el abistamiento de una ballena. 

El  fenómeno precisamente es la bioluminiscencia, creado por organismos microscópicos llamados fitoplancton bioluminiscente (o Lingulodinium polyedrum), seres muy diminutos que reaccionan a los cambios en la tensión y la acidez en ella mediante la emisión de luz, de manera similar a las luciérnagas.


JH

Temas: