La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México aseguró que su teoría de investigación en el caso del desplome del tramo elevado de la Línea 12 del Metro, está basada en “pruebas científicas irrefutables”.

Este viernes concluyó la audiencia inicial del caso y en la que se determinó imputar a 8 de los 10 acusados por la tragedia ocurrida el 3 de mayo de 2021, pero sin que se les dictara prisión preventiva.

Tanto la defensa de las víctimas como de los acusados han cuestionado la investigación de la Fiscalía capitalina en la tragedia que cobró la vida de 26 personas y dejó al menos 100 lesionadas.


Te sugerimos: Los 8 IMPUTADOS por el colapso de Línea 12 LIBRAN PRISIÓN preventiva, tras 22 horas de audiencia


La defensa de las víctimas señala un proceso lento, ya que esta primera audiencia se realiza 14 meses después de lo ocurrido y con sanciones “tibias” para los acusados.

Asimismo, al igual que la defensa de los imputados, cuestionan que la Fiscalía se niegue a citar a comparecer a la exdirectora del Metro, Florencia Serranía, ya que el tema del mantenimiento debió ser otra arista en la investigación judicial.

En respuesta, la Fiscalía asegura que la carpeta de reúne los datos de prueba suficientes para solicitar a un juez de control la vinculación a proceso para estas personas.


Te sugerimos: Fiscalía CDMX argumenta que Florencia Serranía “no forma parte de la teoría del caso" en Línea 12


“Es importante insistir que, tras los hechos, las coordinaciones generales de Investigación Forense y Servicios Periciales, de Investigación Territorial y de Asesores, se dieron a la tarea de abordar todas las líneas de investigación posibles para formular la teoría del caso, por los delitos de homicidio, lesiones y daño a la propiedad”, indicó el Ulises Lara, vocero de la FGJCDMX.


Precisó que el peritaje incluyó desde la selección de especialistas en las materias de estudio (puentes ferroviarios, estructuras, geofísica, entre otras disciplinas), el uso de metodologías para la recolección, embalaje y traslado de indicios con cadena de custodia; el uso de laboratorios certificados y el cumplimiento, en todo momento, del rigor científico para hacer pruebas que fueron admitidas en el juicio, así como contar con los soportes documentales, bitácoras, planos, leyes y normas que permiten conocer la verdad de los hechos.

“La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México conformó un equipo multidisciplinario de profesionales en diversas ciencias que trabajaron con nuestros judicializadores para la teoría del caso y la formulación de imputaciones”, agregó el vocero.


Aseguró que el objetivo es conseguir el castigo para quien resulte responsable y la reparación integral del daño, que significa la “asistencia a las víctimas en todas las etapas del proceso y la garantía de no repetición de estos hechos”.

Temas: