La FGR notificó a la Secretaría de la Defensa sobre 20 órdenes de aprehensión en contra de mandos y tropa de los batallones 27 y 41 de Infantería, por su presunta relación directa con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

De acuerdo con la representación Social de la Federación, los militares deberán responder por los delitos de delincuencia organizada, desaparición forzada, tortura, homicidio y delitos contra la administración de justicia.

En la lista, el de más alto rango es el general Alejandro Saavedra Hernández, comandante de la 35 Zona Militar, con sede en Chilpancingo, quien según el informe de la Comisión de la Verdad tuvo conocimiento de lo hechos de la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014, pues fueron captados por las cámaras del C4, a las cuales tenía acceso directo.


Te sugerimos: “¡Rosario no está en libertad!”; AMLO pide a jueces aplicarse con la sentencias


Meses después, Saavedra Hernández fue ascendido a General de División, nombrado comandante de la Región Militar, posteriormente fue designado Inspector y Contralor General del Ejército y Fuerza Aérea, y luego jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional, el 30 noviembre de 2017, finalmente fue director del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas (ISSFAM), hasta el 2 de marzo de 2021.

Temas: