Tras el inicio de una

investigación

por parte de la

Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH)

en torno a la

inacción

de los elementos del

Ejército Nacional

que estaban en el lugar al momento de la

explosión de Tlahuelilpan, Hidalgo

, la pregunta que surge es ¿podían

militares

evitar la tragedia?



Leer más: CNDH inicia queja por posibles omisiones en explosión de Tlahuelilpan



Tras el reporte de fuga las autoridades enviaron a elementos del

Ejército y de la Policía Federal

a

custodiar

la zona y a

disuadir

a quienes robaban combustible a dejar de hacerlo.



Un total de

25 soldados

intentaban controlar a la turba.



Te sugerimos: Ascienden a 91 víctimas por explosión de ducto en Hidalgo



Sin embargo, estaban rebasados en número por los pobladores que aprovechaban el chorro de gasolina de 6 metros de largo.



Tras la aparición de videos y fotos del momento surgieron

críticas

hacia el

gobierno y el Ejército.



Te sugerimos: CNDH no ha determinado responsabilidad de Sedena por omisiones en caso Tlahuelilpan



Las quejas además de destacar el

bajo número de militares que atendían la emergencia

, también giraban en torno al

incumplimiento de protocolos de Protección Civil.


¿Por qué no llegaron más militares?


Tras un breve análisis de la zona, no queda claro el por qué no llegaron más

militares

a apoyar las labores de contención.



Varias

bases militares

están

cerca

del lugar del siniestro.



La

Base Aérea de Santa Lucía

, en la que el Presidente pretende emplazar parte del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, y en la que hay un destacamento militar se encuentra a sólo

59 minutos

del municipio de Tlahuelilpan.





Sedena

detectó la toma clandestina a las

14:30 horas

del viernes 18 de enero, día de la tragedia.



Según

Alfonso Durazo

,

Secretario de seguridad

, a las

15:45

horas la población comenzó a tomar combustible de la fuga.



Fue hasta las

17:00 horas

que personal de la

Gendarmería

arribó.



A las

17:30

llegaron

refuerzos de la Sedena

, tres horas después de la detección de la fuga, cuando

militares

pudieron llegar desde Santa Lucía tan sólo una hora después.



Según

Luis Cresencio Sandoval, Secretario de Defensa

, cuando comenzó a incrementarse la fuga de combustible se reunieron hasta

800 personas.



Al verse superados en número, los

militares

decidieron hacerse a un lado hasta que llegaron refuerzos.



Te sugerimos: Cuatro factores que pudieron detonar el infierno en Tlahuelilpan



Santa Lucía no era la única opción para solicitar refuerzos, con una simple búsqueda en

Google Maps

se localizan

2 diferentes bases militares

a poco más de

una hora de distancia.



Otra más está emplazada a menos de

2 horas del lugar.



El

Campo Militar 18- A,

está a

1 hora 1 minuto

de Tlahuelilpan, mientras la

Base Militar Herrera Vera José Arturo

se encuentra a

1 hora 9 minutos

de distancia.



El

Quinto Regimiento de Artillería

, el destacamento militar más lejano, sólo se encuentra a una

hora y 41 minutos

de distancia.



También se encuentra cerca el

107 Batallón de Infantería

, pero Google Maps indica que 'no puede calcular el trayecto.





La pérdida de horas valiosas para desalojar o aprehender a quienes robaban combustible no se explica cuando los

refuerzos pudieron llegar en 2 horas o menos.



Te puede interesar: 



Grupo intenta rescatar a ladrones del MP



[VIDEO] Sujeto apuñala y mata a mujer embarazada



Vendedor de tamales asesina a pareja de asaltantes en Magdalena Contreras



EGM