Pasar todo el día revisando las

redes sociales

es algo tan común que es difícil imaginarnos sin ellas, por ello las

universidades de Stanford y Nueva York

decidieron comprobar que sucedía si dejabas de usar una de las plataformas con más usuarios en el mundo:

Facebook

.


El experimento


Facebook

cuenta con

2.300 millones de cuentas activas

, a través de las cuales nos comunicamos y compartimos nuestras experiencias con familiares, amigos y conocidos.



Su uso se ha vuelto prácticamente una rutina, por lo que el impacto en nuestro estilo de vida se ha convertido en un tema de interés científico para los investigadores sociales.



Justamente un grupo de expertos, liderados por la académica 

Hunt Allcott

, escogieron a un grupo de

2 mil 844 usuarios

de esta red social y los dividieron aleatoriamente.



A la mitad de ellos se les recetó

un mes de abstinencia de Facebook

, mientras que la otra parte seguiría conectada. Esto con la finalidad de monitorear sus comportamientos, hábitos y estados de ánimo.





 



Leer más: ¡Para los forever alone! Llega Facebook Dating a México


Gente más feliz y menos depresiva


¿Finalmente qué averiguaron? De acuerdo con los resultados de este estudio, "los aumentos en el bienestar general fueron pequeños, pero muy significativos".



Es decir, la gente apartada del mundo del 'me gusta' admitió haberse sentido

más feliz y satisfecha con su vida

durante el tiempo que permaneció desconectada, así como con

menos depresión y ansiedad

.



La teoría de la comparación puede ser la explicación para este cambio de actitudes. Esta hipótesis defiende la idea de que

Facebook puede alimentar sentimientos de envidia y frustración

, ya que definimos el valor de nuestra vida social y personal en función de cómo le va al resto.



Ver la vida de otras personas a través de sus publicaciones y fotografías puede generar la falsa idea de que la vida de nuestros amigos es maravillosa en comparación con la nuestra.




Menos informados, menos polarizados 


Otros de los efectos interesantes que tuvo este experimento se tradujo en la

polarización

.



Era de esperarse que los usuarios que desactivaron su cuenta de

Facebook

tuvieran menos acceso a las noticias del día, aquellas que nos recomiendan o creen que nos gustarían y crean una especie de eco en la que la única opinión que escuchamos es la nuestra.



Aparentemente, lo anterior generó una menor diferencia de opiniones respecto a cuestiones políticas, pues aumentaba la capacidad de entender al

otro

.


Más tiempo para la familia y amigos 


Finalmente, varios usuarios coincidieron en que una de las mayores satisfacciones de abandonar esta red social fue la de pasar más tiempo con sus seres queridos.



Los usuarios desconectados convivieron más con la familia y amigos y en general ocuparon su tiempo en actividades más saludables.



Te sugerimos: Únete al lado oscuro y… descubre la nueva función ‘secreta’ de Facebook




Facebook, ¿una adicción? 


Finalmente, cuando le preguntaron a los participantes cuánto dinero pedirían para desactivar su cuenta durante una semana, la mayoría pidió más de los 102 dólares que les ofrecieron en la primera prueba.



Es decir,

la gente aún valora la experiencia de estar en Facebook

, a pesar del estrés que le genera.



Ante esta respuesta, los investigadores concluyeron que "es consistente con la retirada de los efectos de un bien adictivo. Si estar en

Facebook

genera adicción, entonces una semana fuera de la red debería incrementar el deseo de volver a ella".



Con información de

El País

.



Te puede interesar: 



¡Zzzz! NASA pagará miles de dólares a quien pueda pasar dos meses acostado en cama



¡El negrito es el único tuyo! Hacen prueba de ADN a gemelos y revela infidelidad de la madre



[VIDEO] ¡Poder femenino! Taller de Tinta y Sangre, el primer estudio en CDMX con sólo mujeres tatuadoras



BNA