Aunque el virus del Sars-Cov2 ha afectado a toda la población, el sector de edades de entre 20 a 50 años lo ha sido un poco más, debido a que son las personas que más movilidad tienen, señala el doctor Samuel Ponce de León, titular de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus de la UNAM.

Ya que la principal fuente de transmisión del virus son las gotas aéreas de saliva que expulsamos al hablar, toser, estornudar, y que flotan en forma de aerosol en ambientes cerrados, la barrera fundamental para evitar contagiarnos es el uso correcto del cubrebocas.

Cuando nos encontremos en ambientes cerrados o semicerrados como salones de clase, oficinas, iglesias, así como en espacios abiertos, pero con altas congregaciones de personas, debemos portar correctamente el cubrebocas y mantener la sana distancia.


Te sugerimos: Los cubrebocas de tela NO SON EFECTIVOS contra Ómicron


Es necesario tener una correcta ventilación en las áreas donde estemos realizando nuestras actividades.

imagen-cuerpo

Igualmente, es fundamental que las personas que tienen síntomas de la enfermedad o que sospechan que tienen Covid-19 se aíslen voluntariamente.

En el transporte público, debido a que la convivencia es muy cercana, siempre deberán de permanecer las ventanas abiertas de los vehículos y también una correcta higiene en las manos.

Además de portar el cubrebocas bien ajustado, si es posible, utilizar dos, y no quitárselos ni tocarlos.


Te sugerimos: ¿Hasta cuándo CONTAGIA una persona infectada con ÓMICRON?


Ponce de León aseguró que lo ideal es que el cubrebocas tenga tres capas de tela o del material con el que se elaboran los cubrebocas quirúrgicos, que son los de color azul.

Los cubrebocas N95 tienen una eficacia muy alta para el filtro de partículas y se ajustan muy bien al rostro.

Otros cubrebocas, que se ajustan por la parte de atrás de la cabeza, con dos ligas, son prácticamente herméticos.

El doctor Ponce de León recomienda siempre usar el cubrebocas hasta el puente de la nariz y por debajo de la barbilla.

imagen-cuerpo

En caso de que convivamos con un familiar que tiene síntomas sospechosos, o ya es positivo a Covid-19, solo debe aislarse, y sus utensilios de comida deben lavarse con agua y jabón.

La transmisión del virus es por vía aérea, no por el contacto con este tipo de utensilios (si están lavados) ni por el consumo de alimentos.

Es posible infectarse si tocas alguna superficie donde se hayan depositado secreciones respiratorias por toser o estornudar en ellas y luego te llevas las manos a la nariz, los ojos o la boca.

Aunque actualmente los contagios en su mayoría son por la variante Ómicron, hay que seguir siendo respetuosos de las demás variantes y mantener precauciones para no contagiarnos.

Temas: