Hace dos semanas, las hermanas Sofía y Esmeralda murieron al caer en una coladera destapada en las inmediaciones del Palacio de los Deportes, alcaldía Iztacalco, cuando se dirigían al concierto del grupo Zoé.

Este jueves 24 de noviembre, familiares y amigos realizaron una protesta para exigir justicia a las autoridades por este lamentable hecho.

Maria Elvira, madre de las jóvenes de 15 y 23 años, y los demás asistentes rindieron un homenaje a las dos jóvenes en el lugar del accidente, y luego se encaminaron a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México y posteriormente al Congreso local. 

"Hasta el momento, las autoridades se han enfocado más en hallar a la persona que se robó la tapa de la coladera que en fincar responsabilidades en los servidores públicos que deberían de garantizar el buen estado del mobiliario urbano", señaló María Elvira.


Frente a un Congreso simivacío, aseguró que se trató de una negligencia por parte de las autoridades de la alcaldía, gobernada por el morenista Armando Quintero, y del propio Gobierno de la Ciudad de México.


Te sugerimos: FGJCDMX inicia investigación por caso de fans de Zoé muertas en coladera destapada


"Les pido, les ruego, les suplicó a los padres de familia que se toquen el corazón para que se pueda hacer justicia. Mis niñas eran toda mi vida y ya no las tengo. Por favor ayúdenos a que se haga justicia", manifestó la madre desde la tribuna del Congreso CDMX.


El pasado10 de noviembre Sofía y Esmeralda, acompañadas por su padrastro, se dirigían a un concierto de la banda Zoé. Habían salido de una estación del Metro cercana y Sofía, la más pequeña cayó a un vació de aguas negras, su hermana Esmeralda se lanzó a la alcantarilla con el fin de socorrerla. El esfuerzo resultó infructuoso, ambas murieron asfixiadas en una coladera abierta, la cual ya había sido reportada a las autoridades desde hace varios días antes.

La marcha de este jueves comenzó puntual rumbo a la Fiscalía y Congresos capitalinos, pues aún no se sabe, es si las autoridades ampliaran su investigación o se limitarán en ubicar a la persona que se robó la tapa de la alcantarilla, para venderla en el mercado negro, donde se llega a pagar cinco pesos por kilo de fierro viejo.

Temas: