Una mujer anuncia que su hijo con autismo fue secuestrado por hombres afroamericanos, días después el menor aparece muerto en el canal de un campo residencial, en pocos días surge un video en donde se ve claramente que la mujer es quien arroja a su hijo al lago, ella admita ser la autora del homicidio, luego, pese a todos estos hechos, el esposo de ella y padre del menor sale a decir que no cree en la culpabilidad de su mujer. 

Claves y antecedentes del caso: 

Luego de que el pasado 21 de mayo autoridades de Florida, Estados Unidos, recibieran el reporte de la madre un menor con autismo de que su hijo había sido secuestrado, en declaración ante un juez la mujer confesó que mató al menor.

En primeras instancias, Patricia Ripley aseguró que el menor identificado como Alejandro fue secuestrado a manos de dos hombres de origen afroamericano quienes la obligaron a que entregara a su hijo. 


Te sugerimos: [VIDEO] Noche de asedio en la Casa Blanca; Trump se resguarda en un bunker


La mujer señaló ante medios de comunicación locales que al momento del presunto secuestro, ella se encontraba con su hijo en un estacionamiento de un Home Depot, al momento en el que dos hombres los interceptaron y les exigieron dinero, sin embargo, al no ceder los supuestos secuestrados raptaron al menor.

Por otro lado, la mañana del 22 de mayo, un reporte indicó el avistamiento del cadáver de un niño el cual flotaba en las aguas negras de un canal ubicado cerca de donde ocurrió el supuesto secuestro.

Tras el avance en la investigación del caso, se dio con la grabación de una cámara de seguridad en la cual se muestra a la mujer empujando a su hijo al agua para dejarlo morir.

Ante esto y los constantes interrogatorios por parte de las autoridades estadounidenses, Patricia Ripley confesó que había cometido el homicidio de su hijo de nueve años, el cual tenía problemas de autismo y fue hallado sin vida en el canal señalado.

La negación del padre del niño con autismo

Por su parte y luego de que la mujer quedara en custodia de las autoridades estadounidenses, el padre del menor, Aldo Ripley, señaló que no cree en las acusaciones que se han hecho en contra de su esposa, ya que ella sería incapaz de realizar un acto tan atroz.

"Su familia ama la vida, amamos a Alejandro y no estoy de acuerdo con lo que dicen de mi esposa”, señaló el hombre.

De igual forma, la terapeuta que trataba al menor de nueve años, indicó que no creía que Patricia fuera capaz de matar a su hijo por el amor y dedicación que la mujer le daba al pequeño.



Luego de la declaratoria, la mujer se encuentra detenida en el Centro Correccional Turner Guilford Knight, acusada del asesinato de su hijo Alejandro Ripley de nueve años de edad.

YTC



Temas: