Las autoridades del norte de Alemania iniciaron una campaña de revacunación contra Covid-19, para las más de ocho mil 500 personas a las que una enfermera les inyectó agua salina en lugar del fármaco. 

Tras darse a conocer que una mujer de 40 años, quien estuvo encargada de la aplicación de la inmunización en la localidad de Frisia del estado de Baja Sajonia, colocó suero a los habitantes, ahora se les convocará nuevamente a las miles de personas afectadas, para vincularlos con el líquido correcto. 


Te sugerimos: VIDEO| Asaltante atropellado en gasolinería de Ecatepec es un adolescente de 17 años; pide clemencia


El incidente ocurrió entre el 5 de marzo y el 20 de abril en un centro de vacunación de esa comunidad, donde trabajaba la asistente, mismo que fue descubierto por uno de sus compañeros un día después. 

La mayoría de los afectados son adultos mayores, por lo que ante el riesgo de contagiarse del virus, las autoridades sanitarias informaron que se implementará la vacunación nuevamente con la vacuna genuina. 

Trascendió que la enfermera ha publicado comentarios escépticos contra la inmunización en redes sociales, por lo que se cree que fue la principal justificación para llevar a cabo dichas acciones.


Te sugerimos: Inicia mañana en CDMX diálogo de paz entre Gobierno de Maduro y oposición venezolana


Luego de descubrirla, la expulsaron de las instalaciones de la Cruz Roja, además de quedarse sin empleo y posiblemente pueda ir a prisión . 

Inmediatamente, se inició una averiguación para esclarecer el asunto y deslindar responsabilidades. Sin embargo, aunque ella acepta que cambió el fármaco de Pfizer-BioNTech por agua salina, su abogado argumenta que fue por un accidente. 

En caso de confirmarse que la implicada actuó incorrectamente, y esto no fue “un hecho aislado” como indicó su defensa, podría ser condenada hasta a diez años de cárcel.

GLE.

Temas: