Una enfermera pasará 10 meses en la cárcel tras comprar varios productos con una tarjeta de crédito que robó a una paciente fallecida a causa de Covid-19, en Inglaterra.

Tan sólo quince minutos después de la muerte de la mujer de 83 años de edad, la trabajadora de la salud sustrajo el plástico y fue a una máquina expendedora a comprar papas, dulces y refrescos.


Te sugerimos: Fracasa desarrollo del tratamiento contra Covid-19 de AstraZeneca


El robo quedó grabado en las cámaras de seguridad del Hospital Heartlands, ubicado en Birmingham, quien captaron a Ayesha Basharat comprando los alimentos.

Familiares de la víctima reportaron el incidente, y la mujer de 23 años años fue detenida en posesión de la tarjeta, la cual, dijo, confundió  con la suya, a pesar de que eran de distinto color.


Te sugerimos: Biden ´tira´ muro de Trump; destinará recursos de construcción a militares y limpieza de obras


imagen-cuerpo

Basharat intentó comprar más cosas con el plástico robado, sin embargo, la cuenta fue bloqueada.

Posteriormente, se declaró culpable en el Tribunal de la Corona de Birmingham, quien dictó dos sentencias de cinco meses de prisión cada una, por robo y fraude.

ARM

Temas: