Dentro de una zona boscosa de Santa Ana Jilotzingo, en el Estado de México, se halló el cuerpo de un hombre que tenía su cabeza molida a golpes

Vecinos de la zona indicaron que no se percataron del asesinato, pero al despertar se encontraron con el cadáver de un sujeto que vestía pantalón de mezclilla azul, playera roja y tenis azules. 


Te sugerimos: Muere ‘Pasión Kristal’; una ola en Acapulco se lo ‘tragó’


Los curiosos que se acercaron al cuerpo, señalaron que la víctima no era un colono que ellos conocieran, por lo que prevén que únicamente lo abandonaron en la zona. 

Asimismo se indicó que nadie de los vecinos se haría percatado del asesinato, hasta que se encontraron con el cuerpo el amanecer del pasado martes, junto a la carretera Toluca-Villa, en Nicolás Romero. 


Te sugerimos: Encuesta posiciona favoritos a candidatos de Morena a alcaldías de CDMX; pierden Miguel Hidalgo


Al lugar arribaron elementos del área de Homicidios de Lerma, quienes se encargaron de trasladar el cuerpo al anfiteatro local, a la espera de que sea identificado. 

“Se ve que lo azotaron, hubo mucha saña; seguramente que ya la debía, quedó en medio de un charco de sangre”, comentó un efectivo de la Policía Estatal.

RCS

Temas: