En la Ciudad de México se descompuso el entorno de seguridad ciudadana que se construyó desde su gestión como jefe de Gobierno, hasta el mandato de Marcelo Ebrard, aseguró el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Durante su conferencia de prensa mañanera, el presidente citó como ejemplo el caso de los menores Héctor y Alan de 14 y 12 años de edad respectivamente, que fueron descuartizados y sus restos encontrados en cajas en el Centro Histórico.


Te sugerimos: [VIDEO] “Asesinato de Héctor y Alan es un crimen atroz”: Ernestina Godoy


“Yo dejé menos de 2 homicidios diarios, no había presencia del narcotráfico (…), pero después de Marcelo Ebrard se mantuvo como dos años bien y luego se disparó de nuevo”, apuntó el presidente.


Reconoció que después de su administración como jefe de Gobierno de la Ciudad de México, el previo de Cuauhtémoc Cárdenas, y los posteriores de Alejandro Encinas y Marcelo Ebrard, actual secretario de Relaciones Exteriores, mantuvieron buenos índices de seguridad, principalmente en robo de vehículo y homicidios diarios.

Sin embargo, a partir del gobierno del ahora senador del PRD, Miguel Ángel Mancera, la seguridad de desatendió y permitió el surgimiento y afianzamiento de grupos criminales y cárteles locales como el Cártel de Tláhuac y La Unión Tepito.

Prueba de la descomposición han sido los asesinatos de menores en las últimas semanas, así como el atentado en contra del secretario de Seguridad Ciudadana local, Omar García Harfuch, por presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación, apunto el presidente.

López Obrador reconoció el trabajo que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, hace para mantener los índices de seguridad en la Ciudad de México; sin embargo, admitió que la situación es complicada.

Temas: