El ex director de Pemex, Emilio Lozoya, se declaró inocente de los delitos de cohecho, asociación delictuosa y lavado de dinero, de los que la Fiscalía General de la República (FGR) le acusa por el caso Odebrecht.

“De manera respetuosa a la autoridad, quiero que sepa que no soy culpable ni responsable de los hechos que se me imputan y en el marco de la investigación”, dijo Lozoya durante la segunda audiencia que se sigue en su proceso judicial.


Te sugerimos: “Demostraré que no soy culpable”, asegura Lozoya por lavado y sobornos


La FGR expuso que el ex director de Pemex ofreció y prometió su apoyo al ex director de Odebrecht, Luis Alberto de Meneses, para que la constructora brasileña obtuviera contratos de obras públicas a cambio de pagos millonarios.

Luego de escuchar los cargos que la FGR busca que se le imputen, Lozoya aseguró que, al igual que con la investigación relacionada a la compra irregular de la planta de Agronitrogenados, en la trama de Odebrecht tampoco es culpable.

Durante la segunda audiencia, Lozoya planteó por primera vez que está buscando que la FGR le otorgue un criterio de oportunidad o la figura de testigo colaborador para obtener beneficios a cambio de información relevante en las investigaciones.

Al igual que ocurrió durante la audiencia del martes, el ex director de Pemex aseguró que fue víctima de presiones para que cometiera los delitos de los que se le acusa.

Temas: