Teodoro Alonso Paniagua, empresario, deportista, ambientalista, transformador y ciudadano en Álvaro Obregón ha sido testigo del desarrollo de la demarcación en más de cuatro décadas y tiene muy presentes los avances, rezagos y retos que enfrenta la demarcación de cara al próximo periodo.

Teo, como le dicen sus familiares y vecinos, tiene actualmente 63 años: vio la luz por primera vez el 2 de febrero de 1957 en el Hospital Español, ubicado en la colonia Granada de la alcaldía Miguel Hidalgo. Sostiene que durante su infancia fue un niño feliz y travieso que se caracterizaba por aprender cuanto podía. Vivió durante varios años en la colonia Narvarte y sus padres fueron Teodoro Alonso Porres, comerciante y Delina Paniagua Díaz, empresaria, ama de casa y en palabras de Teo, una excelente madre con un gran talento culinario.


Te sugerimos: Álvaro Obregón con el menor índice de corrupción en la CDMX: INEGI


El renombrado empresario, cuyos intereses se focalizan en áreas como la construcción y el desarrollo de patentes, se formó en los colegios Williams, Centro Unión y en la Preparatoria Libertadores de México. Años más tarde estudió Administración de Empresas en la Universidad de San Luis Potosí y realizó diversos diplomados relacionados con el mundo de los negocios.

Al platicar con Teodoro Alonso uno percibe inmediatamente a un hombre cordial, atento y reflexivo, pero no por ello menos firme y seguro de lo que quiere. Su actitud ante la vida es nunca dejar de superarse, “la vida es como pedalear en bicicleta, para no caerse hay que seguir adelante”. Está animado por compartir lo que sabe y sus historias de triunfo.

Pese a ser un deportista de renombre, coequipero de figuras de la talla de Adrián Fernández, él se concibe como un vecino más de la demarcación. Cuando llegó a sus veinte años a Jardines del Pedregal se dio cuenta de las problemáticas que aquejaban a todos los habitantes tales como la basura, la inseguridad, la falta de agua y el tráfico.


Te sugerimos: Álvaro Obregón, una de las demarcaciones menos afectadas por Covid-19


Como él mismo nos cuenta, gracias a su vida laboral dentro de la demarcación como pequeño comerciante, desarrolló el sentido de la solidaridad y la responsabilidad social. Su primera empresa, a la que recuerda con mucho cariño se ubicó en calle Toltecas 183.

Aunque nunca ha ejercido un cargo político, Teo Alonso considera que desde que nació su vida ha estado inmersa en la política.

Su padre fue uno de los muchos refugiados españoles que acogió el gobierno del presidente Lázaro Cárdenas, por lo que desde niño, en su casa se hablaba con mucha regularidad de la política de España y de nuestro país. De esta manera, recibía diariamente un abecedario y cátedra política en la mesa de su casa, situación que le dio la oportunidad de convivir con políticos mexicanos, quienes reconocían en su padre a una figura de respeto.

Aunque en el ámbito de la política se ha desempeñado solamente como un observador para apoyar determinados procesos de cambio y para conocer el entorno que le compete, no descarta participar algún día en su demarcación poner al servicio de su comunidad los conocimientos y trayectoria de toda una vida. Teo conoce muy bien la alcaldía y piensa que un día podrá contribuir para impulsar su desarrollo y disminuir los problemas que la aquejan.


Te sugerimos: FALSA convocatoria a fiesta de contagio Covid-19 en Álvaro Obregón


Teodoro no es partidario de las fórmulas maximalistas, ni de borrar de un plumazo todo lo útil que han hecho las administraciones precedentes. Él piensa que una idea nodal para mejorar el bienestar de los ciudadanos es dar continuidad a los proyectos de las diferentes administraciones; reconocer lo que se ha hecho bien y corregir lo que ha sido perjudicial.

Lo que esencialmente Paniagua quiere crear, son proyectos de continuidad. Porque los proyectos pueden ser buenos pero si no se terminan, ninguno es bueno. "Yo considero que el que le den continuidad a todos estos proyectos le va a dar el triunfo al futuro alcalde o alcaldesa que venga", expresó Teodoro Alonso.  

En el rubro de seguridad piensa que es necesario vincular más a los ciudadanos, así como distinguir más entre las necesidades de cada colonia.

“Hay que poner énfasis en las necesidades de cada unidad habitacional y generar mayor coordinación con el Gobierno de la Ciudad de México”, dijo el vecino de Álvaro Obregón.

 

En el ámbito económico es importante generar fuentes de trabajo y fortalecer el comercio local, así como dinamizar las vías de comunicación evitando que los vecinos tarden mucho tiempo en desplazarse.

"Necesitamos generar fuentes de empleo, no que la gente se desplace para trabajar cuatro horas diarias. Llevar empresas a lugares donde vive la gente, la alcaldía tiene que dar todas las facilidades para que estas empresas y la gente salgan adelante. Nosotros estamos muy preocupados por la economía, necesitamos que le vaya muy bien a la economía, necesitamos que tú tengas dinero. Necesitamos que nos vaya bien a todos pues y por supuesto es necesario que la alcaldía administre mejor", expresó Alonso Paniagua.

Entre las propuestas que Teo plantea para generar mayor dinamismo económico, se encuentra la creación de una Central de Abastos del poniente, misma que coadyuvaría a evitar problemas de movilidad que conlleva a los citadinos a conseguir los productos en un sólo punto geográfico. Una central de estas características permitiría que los precios bajen, ya que abarataría los insumos para las verdulerías y tiendas locales e implicaría una reactivación de la economía familiar. Afirma que se podrían equilibrar la compras tanto para comercios locales como para las grandes empresas.

En el terreno de las finanzas públicas plantea una propuesta nunca ante escuchada: las tres principales universidades que tienen presencia en Álvaro Obregón tendrían permitido supervisar la cuenta pública de la alcaldía.

Los mejores estudiantes de estos centros educativos o aquellos seleccionados a través de los programas estipulados por un convenio mutuo, tendrían permitido revisar cómo se llevan las cuentas y compras de la alcaldía y al mismo tiempo desarrollar la experiencia necesaria para incursionar en el ámbito de la administración, la transparencia y la rendición de cuentas.

Teo es también un hombre de familia. Junto con su esposa Greta Galman Flores, tuvo la fortuna de tener tres hijos: Jerónimo Alonso Galman, Greta Vianey Alonso Galman y Teodoro Alonso Galman, quienes se encuentran contentos y participativos en relación a sus actividades.

Las situaciones internacionales, nacionales y locales, como las de la demarcación, son los principales temas que se tratan en sus reuniones familiares, pero también despierta su pasión, el arte, la cultural, la ciencia y los deportes, como el reciente triunfo de su amigo Checo Pérez en Fórmula 1.

Entre las pasiones de Teodoro Alonso se encuentran los automóviles. Desde muy joven comenzó a correr en las competencias y llegó a ser campeón nacional e internacional. Esta actividad le proporcionó la posibilidad de conocer a varios pilotos que con el paso del tiempo lo llegaron a ver como un amigo. Él ha consolidado una gran época de su vida dentro del automovilismo y en el reconoce a otra de sus grandes familias.

En toda y cada una de sus facetas, su principal apoyo lo ha recibido de sus familiares y amistades. Piensa que en México se están viviendo tiempos de cambio y es importante sumarse a esta ola de transformaciones para desechar lo que al país le ha hecho daño y preservar lo que nos ha servido para construir el gran país que somos. Como partidario de Morena, sabe que su predilección por este partido deviene de sus principios claros.

"Morena es aquel partido en el que podemos participar con toda la gente en la ayuda social. Es un partido que tiene sus principios muy claros: no mentir, no robar y no traicionar al pueblo, casi se ha dicho todo. Por eso yo estoy en Morena convencido que desde este partido se puede llegar a esa raíz que necesita la administración pública que es sacar la corrupción", expresó.

Teniendo 40 años como vecino de la demarcación y una vida repleta de éxitos, Teodoro Alonso es un ciudadano dispuesto a poner su granito de arena en la transformación de la alcaldía Álvaro Obregón. Su impulso por mejorar el espacio público, la convivencia democrática y ayudar a los más necesitados, lo convierten hoy por hoy en una figura central de cara al escenario electoral que se avecina en todo el país. Sonriente, con semblante apacible y seguro de sí mismo, Teodoro está dispuesto a ser parte de la transformación que vive México.