La noche del 3 de mayo marcó la vida de 134 personas que resultaron víctimas, directas e indirectas (según datos oficiales), del derrumbe del tramo elevado de la Línea 12 del Metro, de las cuales 26 fallecieron.

Sin embargo, la tragedia en la estación Olivos también llegó a todos los más de 400 mil usuarios de la Línea 12, quienes desde hace un mes viven un viacrucis para llegar a sus destinos.

Los trayectos van de una hora y media, a dos o hasta tres horas, dependiendo del día, el tráfico y el origen del usuario. Mientras que la espera de los autobuses puede demorar hasta 15 o 30 minutos, aunque hay casos que esperan casi una hora.

El Gobierno de la Ciudad de México puso en marcha sobre Avenida Tláhuac un servicio emergente de RTP, que cubre todo el trayecto de la Línea 12, y un servicio gratuito de Metrobús por carril confinado: con paradas en Tláhuac, Nopalera, Tezonco y Atlalilco.


Te sugerimos: LÍNEA 12| 101 de las 134 víctimas del derrumbe ya están en proceso de reparación del daño: CDHCM


La implementación de este último sistema dio inicialmente la esperanza de ser una opción que supliera el servicio del Metro, pues al confinarse un carril y establecerse paradas fijas podría resultar más efectivo.

Pero el Metrobús de Avenida Tláhuac no opera cabalmente; el carril no está confinado en realidad, ya que cualquiera puede utilizarlo, lo que provoca que la unidad quede atrapada junto con todos los demás vehículos en el tráfico.

imagen-cuerpo

Usuarios entrevistados por El Big Data señalaron que incluso por horarios hay más congestionamiento de lo normal, pues además de los autos y microbuses habituales, están las unidades de RTP y ahora del Metrobús.

Las autoridades capitalinas destinaron inicialmente 490 unidades de RTP, trolebuses y autobuses ADO para el servicio en Líneas 12 -el cual es gratuito de Tláhuac a Atlalilco y de Atlalilco a Mixcoac cobra 5 pesos-, pero a pesar de ser insuficientes para la demanda, ahora operan sólo 300.

imagen-cuerpo

Las quejas de los usuarios de que las unidades tardan en llegar son varias, incluso hace unos días, un grupo de personas desesperadas por la espera en la estación del Metro Zapata tomaron un RTP para que los llevara sus destinos.

 

"ESPERÁBAMOS DESDE LAS 11 PM UN RTP PARA REGRESAR A TLÁHUAC, PERO NO PASABA NINGUNO VACÍO, MUCHOS NI ABRÍAN SUS PUERTAS Y LA GENTE COMENZÓ A ACUMULARSE; LOS POLIS SÓLO AVISARON A LAS 12:15 AM QUE YA NO IBAN A ENVIAR, POR LO QUE TOMAMOS UNO DE LAS DIRECCIÓN CONTRARIA", NARRÓ JUAN, UNO DE LOS USUARIOS AFECTADOS.

Con menos de 9 años de servicio, la Línea 12 del Metro, las más nueva y presentada en su momento como la más moderna, se encuentra cerrada por tercera ocasión, sin fecha para su reapertura o un plan de transporte público para suplirla.

Esta obra prometía ser el inicio de más y mejores servicios urbanos para la zona oriente y sur de la Ciudad de México, pero se convirtió en símbolo de la corrupción y ahora de la omisión de las autoridades del STC Metro.

A un mes de la tragedia en la estación Olivos, el secretario de Movilidad, Andrés Lajous aseguró que, gracias a las mejoras de programación y operación, se logró estabilizar el tiempo de recorrido del servicio exprés de Metrobús Tláhuac-Atlalilco, el cual pasó de 63 a 50 minutos.

Dijo que se aumentó el número de unidades de Metrobús que integran el circuito exprés sobre avenida Tláhuac (con mayor capacidad para personas usuarias) y disminuir el total de autobuses de servicio emergente a 300. 

Asimismo, Lajous Loaeza dio a conocer la instalación de un semáforo en la estación Nopalera, cuya función es  tener un acceso controlado al Metrobús y, al mismo tiempo, garantizar los cruces seguros sobre avenida Tláhuac.

Temas: