El Gobierno de la Ciudad de México colocará cercos policiacos en cada acceso a la capital del país a fin de que las peregrinaciones, que tengan como objetivo llegar a la Basílica de Guadalupe, no accedan. 

Estas unidades de vigilancia detendrán a los peregrinos, especialmente aquellos que entran a pie por las casetas de la carreteras. 

Desde las casetas, indicaron, se exhortará a los peregrinos a que regresen a sus lugares de origen. Sin embargo indicó que los detalles sobre este operativo de cierre de casetas para peregrinos se detallará más adelante. 

Sin embargo adelantó que desde antes de que lleguen a las casetas, los peregrinos serán informados sobre estos cierres, a fin de que recapaciten acerca de que no se les permitirá el paso

La jefa de gobierno Claudia Sheinbaum informó que no serán cerrados los negocios de comida al rededor de la Basílica, pues el alcalde de Gustavo A. Madero, Francisco Chíguil, aseguró que no representan un riesgo de contagio. 

Estos operativos contra las aglomeraciones al rededor del templo se realizarán el 11 y 12 de diciembre. 

JH



Temas: