Un grupo conformado por 5 jóvenes son acusados de haber violado a una jovencita de 21 años de edad, durante una reunión efectuada el pasado fin de semana. 

La presunta víctima, originaria de Santiago de Surco, Perú, denunció ante la comisaría de Chacarilla del Estanque a Diego Humberto ‘N’, José Martín ‘N’, Sebastián ‘N’, Manuel Antonio ‘N’ y Andrés ‘N’ como los participantes en el acto. 

Tras la denuncia de la joven, las autoridades detuvieron preliminarmente por 48 horas a los cinco implicados, luego de que la agraviada pasara los exámenes médicos que comprobaron que había sufrido de agresiones físicas. 


Te sugerimos: Van contra médicos que dieron por muerto a bebé y lo mandaron a la morgue


Por su lado, la Segunda Fiscalía Especializada en Violencia contra la Mujer solicitó nueve meses de prisión preventiva contra los acusados y, de probarse en un juicio, los implicados serían condenados a 26 años de cárcel. 

Ante la detención de los jóvenes, el padre de la jovencita declaró para medios locales que exige que la justicia actúe de forma clara y firme para que se condene a los abusadores. 

“Han desgraciado la vida de mi hija. Exijo que la justicia realmente se ponga fuerte y haga su trabajo”, enfatizó el padre de familia.


Te sugerimos: Hombre que ayudó a resolver caso de pequeña Fátima, violó a menor de 9 años


De acuerdo con las investigaciones realizadas por las autoridades, la reunión a la que asistió la joven se efectuó el pasado fin de semana. A ella acudieron tres amigas de la chica y los cinco implicados. 

Según lo declarado por el padre, los acusados formaban parte del círculo social de su hija. 

“Estos individuos han aprovechado de la confianza que mi hija tenía con ellos, de la confianza que tenía con ellos. No supieron respetar esa amistad”, declaró.

Al momento de la publicación de esta nota, los implicados han señalado que si bien tuvieron relaciones sexuales con la denunciante, ésta estaba bajo su consentimiento. 

Por su parte, el abogado de uno de los detenidos, Paul Muñóz señaló que el caso se encuentra en investigación fiscal y que la señorita no habría presentado ‘signos de violencia’. 

De igual forma declaró que se cuestiona la conducta de la víctima, al señalar que le “a la señorita, digamos, le gustaba la vida social”. 

Con información de El Economista Perú // El Comercio

RCS. 

Temas: