La disputa entre los grupos parlamentarios por el control de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados se recrudeció, pues la propuesta del PRI no alcanzó la mayoría calificada.

Con 278 votos a favor, pero 112 en contra y 64 abstenciones, el Pleno rechazó a la diputada tricolor Dulce María Sauri, como la próxima presidenta de ese órgano legislativo.


Te sugerimos: Perfilan a Dulce María Sauri como presidenta de la Cámara de Diputados


Ante esta decisión, la aún presidenta de la Mesa Directiva, Laura Rojas, decretó un impasse en la elección, por lo que será hasta el próximo 5 de septiembre cuando se elija a su sucesor.


Te sugerimos: PRI suma 4 diputados y llega a 50 con los que ‘amarraría’ la Mesa Directiva


La planilla rechazada está conformada por Dolores Padierna (Morena) como vicepresidenta y,  por Xavier Azuara (PAN) y Sara Rocha (PRI).

Entre los votos en contra, está el del vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PT, Gerardo Fernández Noroña, y quien aspira también a presidir la Mesa Directiva.

El legislador reclamó que su bancada es la tercera fuerza y por lo tanto les toca ese cargo al interior de San Lázaro.

 

ARM


Temas: