Ante la crisis humanitaria, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dijo que no abrirán albergues para los indocumentados que permanecen en las inmediaciones del Instituto Nacional de Migración (INM).

Sin embargo, aseguró que les ofrecerán atención médica en caso de que lo requieran y otra clase de apoyos.


Te sugerimos: CNDH llama a respetar derechos humanos de migrantes en la frontera sur


"Lo que nos informan es que no va a ser muy larga su permanencia en la ciudad, pero, mientras tanto, vamos a ver temas de apoyo para salud y algunas otras cuestiones que va a ver la Secretaría de Gobierno para poderles dar apoyo", explicó.

Para este fin, la mandataria capitalina informó que instalarán una carpa de salud para poder hacer revisiones a los migrantes los cuales pueden utilizar los albergues ya existentes en la capital del país.


Te sugerimos: Mortalidad por Covid-19 en CDMX es menor durante la tercera ola: Eduardo Clark


Desde el pasado jueves, alrededor de 200 migrantes centroamericanos y principalmente haitianos, llegaron a las afueras del INM donde pernoctan.

Por ello, el Gobierno capitalino analizó la posibilidad de abrir albergues temporales, pero debido a que su estancia será de poco tiempo, se decidió utilizar las estancias permanentes como ´La Casa del Peregrino´, ubicada en la alcaldía Gustavo A. Madero.

ARM

Temas: