El aspirante a la dirigencia nacional de Morena, Porfirio Muñoz Ledo, calificó de graves y estúpidas las acusaciones de su rival Mario Delgado, quien lo acusó de intentar derrocar al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Autopraclamado presidente legítimo de ese partido, el político octogenario recordó ante militantes y simpatizantes su ‘colaboración clave’ con el tabasqueño desde la década de los ochentas, para conformar la primer dirigencia del PRD, al lado de Cuauhtémoc Cárdenas.

“Hay una campaña, que ya corroboré, que han iniciado los contrarios en el sentido de que yo quiero quitar del poder a Andrés Manuel López Obrador, es el último recurso que tienen. Andrés y yo venimos luchando juntos desde el 89”, señaló.

Consideró grave el discurso de Mario Delgado, a quien tildó de oportunista. Reiteró que él ganó dos a uno las encuestas pese a un proceso poco tradicional al interior de Morena para renovar la dirigencia.

En este sentido, adelantó que mañana lunes acudirá a las 12:00 horas a la calle de Chihuahua 216, en la Colonia Roma, lugar utilizado como casa de campaña de López Obrador para las elecciones de 2018 y que posteriormente fue adquirido por Morena.

Muñoz Ledo indicó que ahí tomará protesta como presidente legítimo del partido y recordó a la militancia que el presidente López Obrador ya anunció que al término de su mandato se retirará de la vida política.

“Yo no pretendo suplir a nadie por mi edad y por las circunstancias, yo cierro también mi vida pública, la cierro cuando termine la presidencia del partido ¿qué quiero heredar?, lo mismo que Andrés, un movimiento fuerte en las ideas, en la militancia”, precisó.

ARM

Temas: