Los restos humanos trasladados en un diablito por un presunto integrante de la Unión Tepito pertenecían a dos menores que vivían en una vecindad del Centro Histórico.

Se trata de Yair de 12 años y a Héctor de 14, quienes el pasado 27 de octubre salieron de su domicilio a la tienda y ya nunca regresaron.


Te sugerimos: Atrapan a miembro de Unión Tepito cuando llevaba cadáveres en 'diablito'


Luego de que ayer martes 3 de noviembre se diera a conocer que fue capturado un hombre que trasladaba dos cadáveres desmembrados en un tambo por calles del Centro Histórico, los padres de los menores fueron citados al forense para identificar los cuerpos.

Familiares sospechan que ambos fueron ejecutados por un vendedor de drogas, quien se disputada el amor de una chica con Héctor.

Pues de acuerdo con los mensajes hallados en su celular, el adolescente se comunicaba con una joven que también era pretendida con el narcomenudista.

La última vez que los vieron, ambos fueron a una tienda donde verían a la adolescente, pero ya nunca regresaron.  


Te sugerimos: Capturan a comandante traidor; protegía a La Unión Tepito desde FGJCDMX


Ambos eran hijos de indígenas mazahuas de San Antonio Pueblo Nuevo, Estado de México y ellos junto con sus padres, se dedicaban al comercio ambulante.

agch

Con información de El Universal 

Temas: