El Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó mantener la aplicación automática de la prisión preventiva oficiosa, desechando así la nueva propuesta del ministro Luis María Aguilar, la cual requería ocho votos para que fuera aprobada.

El proyecto proponía que el juez no aplicara en automático la prisión preventiva oficiosa, sino que analizara cada caso y determinara si procedía o no imponerla.

 

De tal manera que la Corte se limitó a aprobar la inconstitucionalidad de los artículos que contemplan la prisión preventiva para delitos fiscales como la emisión, compra y venta de facturas falsas, la defraudación fiscal y el contrabando.

Es decir que la prisión preventiva automática se seguirá aplicando al catálogo de delitos que contemplaba el Código Nacional de Procedimientos Penales antes de la inclusión de los delitos fiscales, entre los cuales se encuentran:

  • Homicidio doloso
  • Genocidio
  • Violación
  • Traición a la patria
  • Espionaje
  • Terrorismo
  • Sabotaje
  • Corrupción de personas menores de 18 años
  • Pornografía infantil
  • Turismo sexual en contra de menores de edad
  • Lenocinio de personas menores de 18 años
  • Pederastia
  • Tráfico de menores
  • Delitos contra la salud
  • Delincuencia organizada
  • Abuso o violencia sexual contra menores
  • Feminicidio
  • Robo a casa habitación
  • Robo al transporte de carga.

No obstante la declaratoria de invalidez, las personas que sean acusadas por estos delitos todavía pueden ir a la cárcel mientras duran sus procesos penales, bajo la medida de prisión preventiva justificada, en la que el ministerio público tendrá que acreditar la necesidad de aplicar esta medida privativa de la libertad.

Temas: