Con ocho votos a favor y tres en contra, el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) invalidó la objeción de conciencia como argumento para que trabajadores de la salud puedan negarse a practicar abortos legales.

De esta manera, el Congreso deberá reformar la regulación en esta materia, prevista desde 2018 en la Ley General de Salud (LGS), toda vez que el Artículo 10 Bis -consideraron- es demasiado escueto y no define con suficiente detalle los derechos de los pacientes.


Te sugerimos: SCJN declara inconstitucional penalizar el aborto en caso de violación


Cabe recordar que la semana pasada, la Corte reconoció que la objeción de conciencia del personal médico es constitucional, pero advirtió que no era un derecho ´ilimitado´ que permita discriminar a mujeres y minorías.

"El personal médico y de enfermería que forme parte del Sistema Nacional de Salud, podrán ejercer la objeción de conciencia y excusarse de participar en la prestación de servicios que establece esta ley.


Te sugerimos: "Inconstitucional reconocer la vida humana desde la concepción", declara la SCJN


"Cuando se ponga en riesgo la vida del paciente o se trate de una urgencia médica, no podrá invocarse la objeción de conciencia, en caso contrario se incurrirá en la causal de responsabilidad profesional", establece el artículo.

No obstante, la mayoría de los ministros rechazaron la propuesta de Luis María Aguilar, la cual tenía una interpretación conforme que agregaba varios lineamientos de la propia Corte para acotar la objeción de conciencia.

Temas: