Durante los meses, marzo, abril y mayo, en los que se ha presentado el confinamiento por coronavirus (Covid-19) la Ciudad de México redujo su disposición final de basura en 14.9%.

Así lo revelan datos del programa Basura Cero del Gobierno capitalino presentados este viernes en videoconferencia de prensa.

En promedio durante estos tres meses de 2020 se enviaron siete mil 76 toneladas de basura, mientras que en ese periodo durante 2019 se trasladaron ocho mil 322 toneladas a depósitos sanitarios del Estado de México y en Cuautla, Morelos.

El dato no es menor. Tan sólo en 2019 la reducción de 569 toneladas de basura en promedio en comparación con las enviadas en 2018 significó un ahorro de 200 millones de pesos para la capital y se espera que en 2020 se supere esta cantidad.

"Las acciones que se han tomado para esta reducción, básicamente se refieren a eficientar los procesos de reciclaje en las estaciones, en las plantas de selección; hemos evitado la entrada de basura clandestina y se ha eficientado el proceso para que haya una mayor recuperación", explicó Efraín Morales López, director general de Servicios Urbanos y Sustentabilidad de la Sobse.


Sumado a que se invirtió 10.5 millones de pesos en la planta de coprocesamiento de Combustible Derivado de Residuos (CDR) en San Juan de Aragón, en Gustavo A. Madero.

Anualmente el Gobierno capitalino invierte entre dos mil 300 a dos mil 600 millones de pesos para la disposición de residuos sólidos.

Para la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum la reducción de toneladas de basura que se envían a rellenos sanitarios se debe al programa Basura Cero que opera la Secretaría de Medio Ambiente.

"La Secretaría de Medio Ambiente trabajó en la convocatoria para sustituir el envío de basura a los rellenos sanitarios que actualmente están en el Estado de México y Cuautla (Morelos), para poder desarrollar diversas tecnologías, que no le cueste nada al Gobierno, y que permitan el reciclamiento y el reúso de la disposición final de los residuos", apuntó.


Resaltó que entre marzo de 2019 y marzo de 2020, se redujo la disposición final de residuos sólidos de 8 mil 540 a 7 mil 444 toneladas, lo que representa una reducción de más de mil toneladas.

Además, adelantó que en 2020 también entrará en operación la Estación de Transferencia y Planta de Selección Azcapotzalco, que tendrá una capacidad de procesamiento de mil 400 toneladas diarias y reciclará hasta el 75 por ciento de residuos sólidos recibidos.

"Es quizá la planta más moderna que tiene América Latina, que se va a instalar, es de fabricación alemana, fue un proceso de licitación que se hizo el año pasado y estaremos en condición ya de inaugurarla a finales de este año", apuntó.


Al respecto, el secretario de Obras y Servicios, Jesús Esteva Medina, precisó que la Planta de Selección Azcapotzalco registra un avance del 60% y se construye con una inversión de 385 millones de pesos.


Temas: