La organización civil Brigada Callejera capacita a las trabajadoras sexuales de la Ciudad de México para que no se contagien de Covid-19 mientras ejercen su actividad. 

Esto lo logran mostrándoles el 'Coronasutra', que se trata de siete técnicas, o más bien siete posiciones sexuales, en las que evitan contagiarse y contagiar de  Covid-19. 

En todas ellas se evita el acercamiento de las bocas de la sexoservidora y del cliente, a fin de que las gotículas de saliva no entren por boca, ojos o se queden impregnadas en el rostro. 

El 'Coronasutra' también muestra seis posiciones en donde el riesgo de contraer Covid-19 para la sexoservidora o el cliente es más alto. 

imagen-cuerpo

Brigada Callera realiza este trabajo porque de acuerdo con sus últimos conteos el número de sexoservidoras se ha duplicado a consecuencia de la crisis económica generada por la pandemia al pasar de 7 mil 700 a más de 15 mil 200. 

Muchas de estas sexoservidoras eran mujeres que ya habían dejado la prostitución, y habían puesto negocios u obtenido otras fuentes laborales. 

Otro de los problemas que enfrentan las trabajadoras sexuales en la CDMX es que con la pandemia también han aumentado las extorsiones y los pagos de derecho de piso. 

Temas: