La construcción del gasoducto de 620 kilómetros en el norte del país se ha interrumpido significativamente en 16 tramos, equivalente 86 kilómetros, retrasando en más de un año su conclusión y encareciendo la obra, así lo señaló Carso Energy.

La empresa, propiedad de Carlos Slim explicó, que adquirió la tubería, herramientas y materiales necesarios para su construcción, además de contratar para ello al consorcio integrado por CICSA, FCC y Nuova Ghizzoni.

Te sugerimos: Carso no renegociará contratos de ductos; AMLO no lo obligará

La firma procedió la aplicación de las cláusulas 9 y 22 inciso (VII) del contrato que se tiene con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), mismo que formó parte de las condiciones de la licitación, debido a las obstrucciones que frenan la terminación y puesta en operación del gasoducto.

Carso Energy destacó que el objetivo de construir gasoductos para dotar de gas natural a la CFE es reducir los costos de producción de energía eléctrica en México, usando un combustible amable con el medio ambiente.

Te sugerimos: Carso de Slim, entre las empresas involucradas en el “huachicoleo” a CFE

También aprovechó para recordar que ganó tres concursos en procesos internacionales, transparentes y públicos, de los cuales los dos primeros eran para ser construidos y operados en los Estados Unidos, asociados con Energy Transfer Partners y Mastec.

Finalmente, en las conferencias matutinas del presidente Andrés Manuel López Obrador, el director general de la Comisión, Manuel Bartlett Díaz, dio a conocer que siete gasoductos propiedad de las empresas Carso, IEnova y TransCanada se encuentran detenidos.

Te puede interesar:

SFP investiga a empleados de Pemex involucrados en la ‘Estafa Maestra’: AMLO

Se investiga a 6 ex funcionarios de Sedatu involucrados en ‘Estafa Maestra’: Gertz Manero

Si hay involucrados en la ‘Estafa Maestra’ no pueden trabajar en este Gobierno: AMLO

LG

Temas: