Con la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) quedan en vilo las ampliaciones de carreteras y rutas de transporte público que tenía previsto el Gobierno Federal.

Te sugerimos: [VIDEO] Presupuesto para 2019 alcanzará para cumplir promesas: AMLO

Dichas ampliaciones servirían para que los usuarios conectaran con la terminal aérea de la forma más rápida y eficiente desde distintos puntos del país y la Ciudad de México.

Se trata de la modernización de cinco carreteras que rodean los terrenos de Atenco y Texcoco, justo donde se ubica el NAIM, cuya inversión total sería de 20 mil 200 millones de pesos.

Así como la ampliación de tres líneas del Metrobús desde la Ciudad de México y una más de Mexibús en el Estado de México.

En julio pasado, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) dio a conocer una presentación de diapositivas que incluye los avances de obra del NAIM, las vialidades que se ampliarán para llegar a éste y la conectividad del nuevo aeropuerto.

Al menos tres de las carreteras ya se encuentran listas, sin embargo, las restantes comenzarían a ser construidas o ampliadas este año y el siguiente.

Dichas vías son la autopista Pirámides-Texcoco, con la cual se hace una conexión hasta Veracruz, se trata de una carreta de 17 kilómetros que ya está completamente construida.

Dicha vía contaba con una inversión privada de 2 mil 414 millones de pesos y algunos detalles serán terminados este año.

La otra es la ampliación de la autopista Peñón -Texcoco, la cual contará con diez carriles para ida y vuelta debido a la cantidad de vehículos que circularían por la zona.

La obra tuvo un costo de 220 millones de pesos que fueron pagados por empresa privadas y las adecuaciones se llevaron a cabo este año.

La última es la construcción de la autopista Siervo de la Nación, ésta comunicará el tránsito vehicular desde el Periférico Oriente hasta la avenida Gran Canal y de la autopista Naucalpan-Ecatepec hasta Venta de Carpio, en Ecatepec, tendrá una longitud de 14 kilómetros y cuatro carriles, dos por sentido.

Se construye con una inversión privada de 7 mil millones de pesos y será terminada en 2019.

Las que quedan pendientes son la modernización del Circuito Exterior Mexiquense (CEM) suroriente que comenzaría sus trabajos este año para terminarlos en el 2020, en esta vía se pretende realizar una inversión privada de 425 millones de pesos.

Se le suma la ampliación de carriles en el Periférico Oriente, la cual será una inversión pública de 2 mil millones de pesos y los trabajos iniciaron este año para terminar en 2020.

Del mismo modo, la autopista Naucalpan-Ecatepec, que unirá al periférico norte con el NAIM, el trazo contempla la ampliación de la autopista por el bordo norte del Vaso de Cristo, pasaría por la Vía Gustavo Baz y de ahí al Periférico.

Dicha obra tendría una inversión privada de 5 mil millones de pesos su inicio fue en este año y se terminaría en el 2019.

-También transporte público-


A los proyectos carreteros se suman las ampliaciones del Metrobús y Mexibús, cuyo financiamiento sería tripartito, entre el Fondo Nacional de Infraestructura, empresas privadas y recursos federales.

El primero es la ampliación de la Línea 6 de Metrobús, de Villa de Aragón al NAIbM, ésta tendría una longitud de 13 kilómetros y un costo de mil 560 millones de pesos.

El segundo es la ampliación de la Línea 4, del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México al NAIM, cuya longitud es de 11 kilómetros y costará mil 320 millones de pesos.

Mientras que la Línea 1 del Mexibús se ampliaría de Ciudad Azteca al NAIM con una longitud de 8 kilómetros y un costo de 960 millones de pesos.

Por último, se ampliaría la Línea 3 desde Pantitlán al NAIM cuya longitud sería de 8 kilómetros y tendría un costo de 960 millones de pesos.

De acuerdo con la presentación, las obras actualmente generan más de 46 mil empleos directos e indirectos, y las obras hidráulicas en la zona evitarían la inundación de las comunidades aledañas.
"Una de las consideraciones es que el capital proporcionado por las empresas privadas es mayor al del gobierno federal por lo que el inversionista tendría derechos sobre el Gobierno en caso de no concluir a tiempo las obras de conectividad del NAICM", se lee en las diapositivas.

A decir de David Baltazar, ex presidente del Colegio de Urbanistas de la Ciudad de México, dichas vías de comunicación no pueden ser interrumpidas, pues, aunque no se construya el NAIM las carreteras están interconectadas.
"No se puede dejar el trabajo a medias, como sea se trata de vías de comunicación para que la gente llegue más rápido de un municipio a otro e incluso a otros estados como Puebla, Veracruz, Hidalgo, entre otros.

"Si cancelan de inmediato esas obras nos quieren decir que su único interés era el aeropuerto y no la conectividad entre comunidades", consideró Baltazar.

El Big Data publicó que el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México no despegaría solo, con el proyecto se desarrollaría un grupo de hoteles, centros recreativos, edificios para oficinas, y plazas comerciales.

En las 4 mil 431 hectáreas de los terrenos que pertenecen a los municipios de Atenco y Texcoco, además de un aeropuerto de primer nivel, se tiene previsto erigir un ambicioso proyecto urbano.

Te puede interesar: 

[GALERÍA] Batalla de disfraces: Prepas vs CCH’s

[VIDEO] Lo balean en la cabeza, pierde control de auto y atropella a varios en la Anáhuac

“Conductor no enseñó genitales a niña, lo quieren extorsionar”: Sindicato del Metro

Temas: