Campesinos de los ejidos de Donají y Palomares, en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, expulsaron de sus tierras a trabajadores de la empresa La Peninsular, quienes laboraban en el tren transístmico.

Los empleados ingresaron a unos terrenos desmontar y limpiar los costados de las vías del tren que corre de Salina Cruz a Coatzacoalcos, sin embargo, les impidieron esas actividades.


Te sugerimos: Suspenden clases presenciales y virtuales en Sinaloa por impacto del huracán 'Pamela'


Asimismo, en los ejidos Otilio Montaño, Nuevo Progreso y Palomares, de Matías Romero, los pobladores expulsaron a otro grupo de obreros de la misma compañía, que ingresaron a sus terrenos.

Desde junio del año pasado acordaron impedir el ingreso de los trabajadores de la empresa contratada por el Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT), para modernizar las vías del tren transístmico.


Te sugerimos: [VIDEO] Encuentran a 355 pequeños y 297 adultos inmigrantes dentro de contenedores en Tamaulipas


Los ejidatarios también han expulsado a los obreros que pretendían hacer trabajos de topografía, acarreo de durmientes de concreto, rieles y desmonte en las cercanías de las vías ferroviarias.

ARM

Temas: